Evitar daños en el trabajo con pantallas

Los trabajos con pantallas de visualización de datos unidos a una vida sedentaria aumentan la probabilidad de que suframos alteraciones de la columna vertebral, dolores cervicales, problemas circulatorios o molestias en hombros, codos y otras articulaciones.

Para evitar estos dolores y molestias resulta fundamental que adoptemos siempre posturas correctas y también es importante que realicemos una serie de ejercicios de estiramiento y relajación de los músculos que producen un alivio de la tensión acumulada. Además, es muy recomendable que practiquemos deporte periódicamente.

La frecuencia de los ejercicios de relajación dependerá del tiempo que pasemos en el puesto con pantalla, de nuestras características físicas, de la tensión que notemos acumulada, es decir, nosotros somos los más indicados para decidir esa frecuencia. Recuerda que una pausa cada dos horas, acompañada de ejercicios posturales no sólo combate la tensión producida sino que también mejorará tu estado psicológico.

EJERCICIO DE CUELLO

Anuncios