Infórmame, pero lo justo

Image

 

Introducción

 En el artículo anterior… definimos lo que era la Vigilancia Tecnológica y vimos la relevancia que puede tener en muchos procesos relacionados con la evolución de la empresa. El punto de partida en cualquier sistema de vigilancia lo constituye la información, ya sea esta de carácter tecnológico, comercial, del entorno, etc.

 El problema del exceso de información

 En el año 2000 se empezó a vislumbrar la amenaza que representaba la sobrecarga de información para la productividad personal y, por extensión, para la productividad de las organizaciones. De hecho, se acuñó un nuevo término que recoge esta situación: infoxi­cación.

 Si analizamos el término “información”, de acuerdo a la cuarta acepción recogida en el Diccionario de la Real Academia Española de la Len­gua, se trata de la “comunicación o adquisición de conocimientos que permi­ten ampliar o precisar los que se poseen sobre una materia determinada“.

 De acuerdo a esta definición, podemos constatar que no todos los datos que recibimos o percibimos son información. Sólo se convertirán en infor­mación en el momento en el que permitan obtener o mejorar conocimientos en una materia que resulta de interés para el receptor de la misma.

 Esto también sucede con las organizaciones que, como las personas, tienen sus propias identidades que definen sus intereses y necesidades. Por lo tanto, lo que una organización considera información vendrá dado justamen­te por esa definición particularizada; todo lo demás carecería de relevancia, no considerándose de utilidad.

La información tecnológica

El caso de la información de tipo técnico también presenta un crecimiento exponencial en los últimos años debido fundamentalmente a la extensión del uso de las nuevas tecnologías. A continuación listamos algunos ejemplos de esta situación que dan cuenta de las dificultades que puede entrañar, en determinados casos, la labor de vigilancia:

En el mundo occidental se publican anualmente 2 millones de artículos en 60.000 revistas técnicas, que se añaden a unos 30 millones de artículos ya existentes. Aproximadamente se registran cada año un millón de patentes.

La irrupción de Internet no ha hecho más que agravar la sobrecarga de información; se estima que cada día nacen en el mundo siete millones de nuevas páginas web y que el número total de páginas existentes supera ya los dos mil millones.

Por otra parte, nos enfrentamos también a otro problema añadido y es que no toda la información está accesible (se estima que existen unos 555 billones de documentos ocultos frente a 1 billón de documentos visibles). Buena parte de los datos se intercambia a través de los llamados colegios invisibles, esto es, grupos de expertos,  profesionales o académicos, de diferentes países que se comunican entre sí mediante, por ejemplo, el correo electrónico; o está en forma de literatura gris, es decir, en documentos de difícil acceso que no se distribuyen a través de los canales de difusión convencionales, tales como tesis doctorales, actas de congresos, documentos de trabajo…

Herramientas que nos ayudan

La información exterior a la organización es, como hemos visto, más que abundante y es preciso organizarla, tratarla y añadirle valor para que esté disponible en el momento oportuno en manos de la persona oportuna. Para ello existen multitud de herramientas que nos pueden ayudar. Listamos algunas de ellas:

Buscadores: buscadores (google, bing, ask, yahoo,…), metabuscadores (metacrawler, clusty, scirus,…) y buscadores de interfaz gráfica (kwmap, quintura search,…)[1]

Lectores de rss: lectores rss, convertidores html a rss

Rastreadores de nuevo contenido (trackers): Website watcher, Copernic tracker, Google Alerts

Información científica y técnica: revistas científico técnicas, bases de datos de patentes, bases de datos de artículos científicos, análisis estadísticos de información (data mining)

Software de vigilancia (suelen ser de pago): softvt, meltwater news, vigiale, xerka, vicubo, cosmo, intelligence system, denodo

[…]

En el artículo siguiente… veremos cómo se ha definido el sistema de vigilancia tecnológica dentro del Grupo Isastur.

Te animamos a consultar la Vigilancia Tecnológica del Grupo Isastur en http://intranet/wiki/doku.php?id=idi:vigilancia_boletin, hay varias secciones en pruebas y estamos abiertos a recibir cualquier comentario, además de noticias o asuntos que consideres de interés.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s