El porvenir de nuestro pasado

competitividad

Con  motivo del 35º aniversario del Grupo ISASTUR el presidente y consejero delegado, Fernando Alonso Cuervo, ha puesto en limpio algunas reflexiones sobre este momento de la historia de las empresas que integran el Grupo. La crisis, las oportunidades de mercado, la capacidad de adaptarse a las circunstancias de la economía o la expansión internacional son algunos de los temas que se abordan en este artículo.

Fernando Alonso Cuervo.

El futuro es el lugar donde vamos a pasar el resto de nuestra vida, ya nos lo dijo Woody Allen, y esa es la razón fundamental porque la que nos interesa tanto, por la que estamos obligados a que nos interese. Por eso creo que la celebración de los 35 años de historia del Grupo ISASTUR debe ser un punto de nuestra historia para tomar impulso y manifestar fe en el futuro, no solo para la tentadora nostalgia.

Hemos cumplido 35 años desde que, en momentos de crisis e incertidumbre muy similares a estos, un grupo de emprendedores se lanzó a la aventura de crear una empresa que hoy es un Grupo de empresas. Aquellos emprendedores supieron tener inteligencia, valor, tesón y personalidad suficientes para construir sólidamente sobre un suelo que parecía moverse bajo sus pies.

En tres décadas y media de actividad hemos tenido que reinventarnos varias veces. En unas ocasiones los cambios han sido pequeños, paulatinos y para crecer. En otros tiempos, la dureza de las circunstancias nos ha obligado a echarle valor, imaginación, sacrificio y mucho trabajo para poder seguir adelante, a veces teniendo que reducir nuestro tamaño y prescindiendo de gente valiosa como única alternativa para poder seguir.

Hace dos años hablábamos aquí mismo de la resiliencia como una de las características de nuestra personalidad empresarial. La resiliencia implica dos componentes: resistencia frente a las adversidades -capacidad para mantenerse entero cuando se es sometido a grandes exigencias y presiones-, y capacidad para sortear las dificultades, aprender de las derrotas y reconstituirse creativamente, transformando los aspectos negativos en nuevas oportunidades y ventajas.

Después de 35 años de haber visto casi todo, el Grupo ISASTUR conserva aún la suficiente resistencia y flexibilidad para seguir. Lo hemos demostrado en los últimos dos años y seguimos dando pruebas de ello a través de nuestra expansión internacional y de la capacidad para tener la confianza de clientes cada vez mayores y más solventes. Empresas de más de una docena de países en cuatro continentes son nuestra prueba de vida y de esperanza en un futuro de trabajo y oportunidades que vamos a aprovechar.

Somos lo que somos gracias a 35 años de trayectoria que hoy celebramos con el agradecimiento a quienes empezaron lo que hoy es el Grupo ISASTUR, a quienes han trabajado y trabajan para sus empresas, y a quienes, por desgracia, nos han dejado en 2013. También va por ellos.

 

 

 

Anuncios