¿Nuevas excusas para viejos males?

Departamento de PRL, Grupo ISASTUR

Cuando comenzó la “moda” de la prevención, obviamente a raíz de la “moda” europeísta, y España transpuso la Directiva Marco europea y nació la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (1995) y el Reglamento de los Servicios de Prevención (1997) y empezaron a brotar como setas los Reales Decretos – lugares de trabajo, equipos de trabajo, manipulación manual de cargas, señalización, obras de construcción, etc. – y se reformó la Ley de Prevención (2003) y nació y se desarrolló la normativa sobre subcontratación en obra (2006-2007) y tantas otras normas de prevención, seguramente el legislador no se imaginaba que el tal Lehman Brothers, los grandes gurús de la economía, los grandes gestores políticos… preparaban el caldo de cultivo de lo que actualmente parece que está desembocando en un continuo deterioro de las condiciones laborales y psicosociales de los trabajadores.
Y no me refiero a países de los que denominamos menos desarrollados o a países emergentes, sino a nuestra casa, a nuestra Europa. Como ejemplo, pueden consultarse en Internet artículos de opinión sobre el reportaje emitido por la televisión estatal alemana ARD que mostraba en qué condiciones trabajaron y vivieron recientemente ciudadanos europeos, en su gran mayoría españoles y polacos, en la sede alemana de una conocida multinacional, condiciones que recuerdan a la Europa de otros tiempos menos democráticos.
Pero centrándonos en nuestro país y en la difícil situación actual, podemos observar:
– Apuros económicos de las empresas que se ven abocadas a aplicar recortes en partidas que, en algunos casos, ya consideraban como gastos y no como inversiones, entre ellas las partidas previstas para prevención de riesgos laborales. Estas inversiones se ven aplazadas para cuando “las cosas mejoren” y este aplazamiento continuo redunda en un empeoramiento continuo de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.
– Aumento continuo del paro (en casi 2 millones de hogares no trabaja ya ningún miembro de la familia) sumado a recientes reformas laborales que abaratan el despido y facilitan el empeoramiento de las condiciones laborales (horarios, turnicidad, salarios, movilidad geográfica, etc.), hace que las reivindicaciones de derechos por parte de las personas que aún “disfrutan” de un empleo disminuyan, y ello incluye los derechos en materia de seguridad y salud.
– Condiciones anímicas que padecen las personas que ven que sus compañeros son despedidos, lo que les genera tanto inseguridad como mayor carga de trabajo, e incrementa enormemente el riesgo de sufrir patologías de origen psicosocial y accidentes derivados de los estados emocionales. Sabemos que tradicionalmente la Psicosociología ha sido la hermanita pobre y olvidada dentro de las áreas de la Prevención de riesgos laborales, y en el contexto actual, en el que los riesgos psicosociales cobran mayor importancia, sin embargo, están aún más olvidados.
Todas estas consecuencias también las sufrimos en primera persona los profesionales de la prevención que, al margen de que nos encontremos en la misma coyuntura que el resto de la población trabajadora, podemos encontrar mayores dificultades para ejercer de un modo eficaz nuestro trabajo:
– La aparición o el incremento de inconvenientes por parte de la dirección de las empresas para invertir en las mejoras que, a raíz de la evaluación de riesgos, los prevencionistas consideramos necesarias.
– El empeoramiento general de las condiciones laborales dificulta nuestra ya de por si complicada labor de motivadores de prevención. Si en condiciones normales podía resultar complicado implicar a mandos y trabajadores en asumir que los comportamientos seguros son los únicos lógicos y posibles, actualmente se está viendo afectada su escala de preocupaciones (pirámide de Maslow) y ello se refleja obviamente en su actitud hacia los mensajes preventivos y en su modo de hacer.
– El envejecimiento de la población trabajadora, ocasionada tanto por la incorporación de los jóvenes cada vez más tarde al trabajo como por la demora en la edad de jubilación, incrementa el número de personas especialmente sensibles a determinados riesgos dentro de las empresas.
A todo ello debemos añadir la caótica regulación de los estudios de prevención de nivel superior (desde su nacimiento hasta nuestros días), que nos pone a los técnicos de prevención titulados en España a la cola de Europa, no en cuanto a la preparación o a la experiencia, pero si en cuanto al reconocimiento de la formación académica de prevencionista a nivel internacional.
De este modo los profesionales de la prevención españoles tenemos un “estupendo conjunto de incentivos” para poder desempeñar de un modo optimista y positivo nuestra labor de promoción y asesoramiento para la mejora de las condiciones de seguridad y salud laborales, independientemente de que desarrollemos esta labor dentro del servicio de prevención de una empresa o desde un servicio de prevención ajeno.
Pero no nos engañemos, cualquier excusa es buena para aflojar en prevención y en cualquier otro aspecto relacionado con la calidad de las cosas que hacemos y, en definitiva, con la profesionalidad con la que las hacemos. Para el que no estaba concienciado en prevención, la crisis económica ha supuesto una excusa más a sumar a las que ya aducía antes de esta situación para zigzaguear por la delgada frontera de la legalidad. Mientras, para el que ya tenía claro que el valor más importante de las organizaciones es el compromiso mutuo con las personas que forman parte de ellas, tratará de adaptarse a la situación económica actual y aprovecharse(1) de la crisis, pero no a costa de un empeoramiento de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.
Y menos que nadie, los profesionales de la prevención podemos utilizar ninguna excusa para rebajar nuestros esfuerzos en la misión de contagiar de prevención a todas las personas de la empresa, ni bajar el listón del nivel de exigencia, porque el nivel de los riesgos, como sabemos, sólo baja si los eliminamos o, si ello no resulta técnicamente u organizativamente posible, si aplicamos medidas preventivas eficaces para controlarlos.
A pesar de que el número absoluto de accidentes ha disminuido en nuestro país con la crisis (como ejemplo, en 2012 hubo un 20,1% menos accidentes que en 2011), lamentablemente la razón fundamental no parece que sea una mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo sino más bien la disminución de la actividad.
Si la crisis no disminuye los riesgos laborales, no puede disminuir nuestra valoración de los mismos ni el compromiso de la empresa y los trabajadores en la implantación de las medidas preventivas y de protección necesarias para controlarlos. Lo demás son excusas.

(1) En el sentido que comentaba Albert Einstein: “La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”.

FERNANDO ALONSO REFLEXIONES DE UN EMPRENDEDOR (Y 3)

EMPRENDER… ¿LA HUÍDA?

 

Cerramos con este post la serie de tres aportaciones a nuestro blog en las que se resumen algunas reflexiones del presidente del Grupo ISASTUR, Fernando Alonso Cuervo, sobre la vocación de emprender, el perfil de los emprendedores, el contexto económico actual y, sobre todo, su experiencia personal como empresario en sectores diversos. El contenido de estos textos es un resumen de la ponencia presentada en pasado 22 de septiembre por Alonso en el CLINIC para emprendedores celebrado en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón.

 

CRISIS Y SALIDA

En este tramo final, llega la hora de concretar algunas reflexiones prácticas destinadas a orientar a quienes ven el futuro en la puesta en marcha de su propio proyecto empresarial. La primera cuestión es preguntarse si estamos en el momento de emprender nuevas actividades empresariales o, directamente, en el momento de emprender la huida. La crisis es dura, pero pasará. Fernando Alonso señaló que “el actual momento es el más complicado al que yo me he enfrentado Pero esta crisis actual no debe ser lo que os haga desistir de vuestros proyectos”.

 

LAS ZANCADILLAS SOCIALES.

 

Por mucha vocación de emprendedor que se tenga las cosas nunca van a ser fáciles, ya sea por la presión de la crisis económica o por otras zancadillas que también hay que tener en cuenta. Fernando Alonso cree que los escollos administrativos o financieros que debe lidiar un emprendedor son duros pero no insalvables. A su juicio hay asuntos más correosos y difíciles de atacar. “Yo creo que la principal dificultad para que haya más proyectos emprendedores es más de fondo. Se trata del entorno social, y el entendimiento social del emprendimiento y de los emprendedores. Que yo creo que no está del todo maduro en el mundo en general, y en España menos aún”.

El asunto tiene su miga, ya que la concepción social del emprendedor se enfrenta aún con muchos prejuicios de difícil explicación. “Mi opinión es que en todas las sociedades actuales la diferenciación entre empresarios y trabajadores es percibida y tratada mezclándola, en mayor o menor medida, con la que hay entre ricos y pobres, entre privilegiados y desfavorecidos. Seguramente debido al retraso que llevamos en el desarrollo del espíritu emprendedor, en España es más acusada esa mezcla”. Esta dualidad radical es perjudicial para cualquier posible emprendedor, presionado por los problemas inherentes a la puesta en marcha del proyecto y, a la vez, por la percepción social de su tarea. Los datos son claros y decepcionantes. En España, el índice de emprendimiento es el más bajo de los países avanzados. En concreto es algo más de la mitad del de los EEUU. Y además en España, el 60% de los emprendedores lo son porque no les queda más remedio. Son empresarios que no quieren serlo. En realidad no son emprendedores propiamente dichos. En EEUU ese índice es la mitad.

El miedo al fracaso en España es el doble al de los EEUU. Y el porcentaje de personas que están dispuestas asumir riesgos es la cuarta parte que en los EEUU. El índice de aceptación social de los emprendedores, que mide el grado en que los emprendedores son apreciados, es en España el 44% mientras en los EEUU es del 73%.

Además, Fernando Alonso recordó que “Los empresarios no están socialmente muy bien vistos en España y, precisamente,  cuando más se necesitan. Con esta crisis se percibe la lucha entre los bandos que la sufren. La crisis no es culpa de los trabajadores. Pero tampoco es culpa de los empresarios. Sin embargo la queja social, que es perfectamente comprensible, se alinea en ocasiones indebidamente contra los enemigos que no lo son. A veces simplemente no hay enemigos”.

 

¿Qué salidas da el experto?

Estas fueron las conclusiones en clave realista, aunque esperanzada, con las que Fernando Alonso completó su ponencia

  • Debéis emprender a pesar de todo. Tiene enormes ventajas.
  • En términos generales ser empleado es mucho más aburrido, desarrollar tu propio proyecto, iniciarlo y verlo crecer es enormemente estimulante.
  • No le tengáis mucho miedo a la crisis. Pasará. Y luego vendrán otras. Que también pasarán. No se puede quedar uno en casa sólo por si llueve. Si llueve, llovió. Saldrás al día siguiente y hará sol.
  • Todos los inconvenientes administrativos y financieros son salvables.
  • La opinión social sobre los emprendedores  es algo con lo que hay que vivir, y debemos impulsar su evolución. Debemos impulsar la admisión y acogida de nuevas ideas, nuevos enfoques, nuevos métodos.
  • Lo tenemos relativamente fácil. A fin de cuentas otros están por delante, en ocasiones bastaría con copiar algunas de sus soluciones.

RUMANÍA, en busca de la independencia energética

La presencia del Grupo ISASTUR en Rumanía está directamente vinculada a una de las necesidades del país de los Cárpatos: encontrar la autonomía energética. Rumanía  cuenta con yacimientos de gas natural y petróleo que aportan un porcentaje significativo del consumo diario, pero para cubrir la totalidad de la demanda el país está obligado a importarlos, principalmente de Rusia. Para tratar de reducir la dependencia de factores externos, se ha impulsado la generación en plantas de energía nuclear e hidroeléctrica, y entre ambas clases proporcionan un 45% de la energía consumida en el país. Además, el país cuenta con un sector industrial que aporta el 35% del PIB nacional y que se encuentra en plena fase de modernización de sus antiguas instalaciones. Además, Rumanía es uno de los países incluidos en la estrategia de desarrollo de la UE para la zona del Danubio y del Mar Negro. Ello ha conseguido mejorar el estado general de la economía nacional que, según datos oficiales, fue en 2010 el primer país de la UE con la mayor proporción de la inversión pública del PIB, con un porcentaje de 5,8%.

Esta necesidad de contar con plantas de generación eléctrica abrió las puertas al Grupo ISASTUR para trabajar con EDP Renovaveis, que en 2011 encargó al Grupo ISASTUR  el parque eólico de Sarichioi, en las cercanías de la ciudad rumana de Tulcea. Fue la primera obra ejecutada en este país, consistente en un parque de 11 aerogeneradores V90 de 3 MW cada uno. El Grupo ISASTUR se hizo cargo con éxito de la obra civil y el montaje de toda la infraestructura eléctrica de 30 kV del Parque Eólico. La capacidad El Grupo ISASTUR  para ejecutar proyectos “llave en mano” le  ha dado nuevas oportunidades de trabajar con EDP. Además de nueva subestación eléctrica en la región de Constanza (Cobadin I) el Grupo ISASTUR ha recibido el encargo de dos proyectos que deberán ser acometidos de inmediato para estar rematados a 31 de diciembre de este año. Se trata de un parque eólico y una planta fotovoltaica.

El parque eólico denominado de Albesti, de 28 MW, está compuesto por 14 máquinas Vestas V100 de 2MW. La tarea que ha sido encomendada a nuestras empresas es la ejecución de la obra civil  (fundaciones, viales, plataformas, zanjas para las canalizaciones, …), la conexión eléctrica de MT (suministro y tendido), así como ingeniería y puesta en marcha de la instalación. La obra civil la ejecutará CJR Wind, colaborador habitual para parques eólicos y subestaciones en Rumania. El parque eólico está ubicado en el noreste del país, en la región.

 El otro proyecto encomendado al Grupo es la planta fotovoltaica de Vanju Mare. Tendrá una potencia de 9,4 MW y está ubicada en el suroeste de Rumania. En este caso, la obra se ejecutará en colaboración con TSK Solar. EDP Renovaveis proveerá de las placas fotovoltaicas e ISASTUR suministrará y ejecutará todos los trabajos necesarios para el correcto funcionamiento de la planta: estructura, inversores, centros de transformación, instrumentación y control, ingeniería y puesta en marcha. Además también se realizarán los conections works para conectar la planta fotovoltaica la red de distribución local.

Datos generales. Rumania

Superficie   238.391 km2
Capital   Bucarest
Moneda   Lei
Poblacion   21.904.551 (Julio 2011)
Densidad   91,88 hab/km2
Idioma   Rumano
     

Datos Económicos

PIB   253,3 billones US  
PIB (real %)   -1,9%
PIB Percapita   11.500  
Inflación   6%

LA VIDA ES SUEÑO …

 ` … y en el mundo en conclusión todos sueñan lo que son aunque ninguno lo entiende ´.  (La Vida es Sueño de Calderón de la Barca).

La vida puede ser o no ser un sueño, pero ¿conocéis a alguien que quiera perderse este maravilloso sueño de la vida?

La mayoría de nosotros, en algún momento cruzamos con un semáforo en rojo, no siempre utilizamos los pasos de cebra, cambiamos una bombilla sin antes bajar los plomos, practicamos deportes de riesgo … La realidad, es que en ciertos momentos, aunque éstos sean los menos, ponemos en riesgo  nuestra vida, así que, ¡cómo no va a ocurrir lo mismo en el trabajo! 

Continuamente nos bombardean con Leyes y mensajes sobre la importancia de la Prevenciónde Riesgos Laborales, la Seguridaden el Trabajo y ¿cuál es el resultado? Pues que siguen sucediendo accidentes laborales (y no laborales).

Y en esta época de crisis, ¿creéis que la Sociedad en general, está pensando en la prevención de riesgos laborales o en algo más básico, cómo por ejemplo llegar a fin de mes? Las crisis implica preocupación y en el mundo laboral ahora más que nunca un aumento de la exposición a los riesgos picosociales (Veáse OSHA-EA, 2007; Sverke y colaboradores 2002).

A fecha de hoy no sabemos de la existencia de una receta mágica para que dejen de producirse los accidentes y las enfermedades profesionales, así que, ¿por qué no intentamos utilizar todas las herramientas que actualmente tenemos a nuestro alcance? 

Alguna de estas herramientas ya se indican en la propia Ley de Prevención de Riesgos Laborales: Integración de la prevención, Evaluación de riesgos, Formación e  Información, etc. Pero claro, del dicho al hecho hay un trecho, y éstas herramientas que llevan conviviendo con nosotros desde hace ya tiempo, la verdad es que aún no están dando el resultado esperado, así que, ¿por qué no exploramos nuevos caminos?

`En tiempos de crisis la imaginación es más efectiva que el intelecto.´ (A. Einstein),  así que,  he aquí alguna idea:

SENSIBILIZACIÓN Y CONCIENCIACIÓN

Exploración de las técnicas subliminales encaminadas a mejorar la sensibilización en materia de prevención (véase Journal of Experimental Social Psychology Volume 42: The impact of subliminal priming).

FORMACIÓN E INFORMACIÓN

Potenciación de las  tecnologías de comunicación de las redes sociales (véase Internet), así como a  la tecnología visual 3D (véase cualquier película de cine actual).

SUPERVISIÓN Y CONTROL

Con el objeto de poder dedicarle más tiempo a la verdadera prevención, evitar el `café para todos´, aplicar el sentido común evitando procedimientos de control estándar entre empresas, potenciando y confiando en mecanismos de control ya existentes como:

-Registro de Empresas Acreditadas –REA- (Véase RD 1109/2007)

-Bonus (Veáse RD 404/2010).

-Sistemas de gestión de la Seguridady Salud en el Trabajo (Véase  OHSAS 18001).

PERCEPCIÓN DEL RIESGO/ ADAPTACIÓN

Continuar explorando teorías emergentes (véase Teoría dela Homeostasisdel Riesgo, Teoría deLa Resiliencia, etc.).

…  y en el mundo en conclusión, todos sueñan lo que son aunque ninguno lo entiende.  La vida es sueño y los sueños, sueño son, ¡o NO! …

Carlos A. Varela García

(Soñador)

Brasil, un mercado a explorar

En la actual coyuntura económica internacional nadie ata los perros con longanizas, es evidente, pero aún hay países como Brasil en los que las expectativas de crecimiento son interesantes y donde, a pesar de que la crisis no perdona a nadie, las empresas españolas como el Grupo ISASTUR buscan nichos de negocio en sectores como el energético o el de la automoción. Iberdrola, junto a la brasileña Neoenergía, suscribe 300 millones de crédito en Brasil para la construcción de 10 parques eólicos que generarán energía para 450.000 brasileños. Esta noticia es un ejemplo de las oportunidades que ofrece este país, la sexta economía mundial consolidada aunque la crisis global le siga pasando factura y los organismos internacionales hayan comenzado a revisar sus expectativas de crecimiento para los próximos dos años. Según el último informe semestral del Centro de Estudios Lationamericanos (CESLA) “en la lucha contra los factores que limitan el crecimiento del país, se esperan nuevas bajadas en los tipos de interés que aunque ya se sitúan en mínimos, en el contexto internacional todavía resultan elevados. A pesar de todo, las reservas internacionales y el capital extranjero siguen siendo para Brasil una garantía de futuro”.

La política económica del gobierno brasileño se ha orientado ya a tomar medidas incentivadoras como la reducción de los tipos de interés y la de los costes de la energía para activar la producción industrial. Según el informe de una empresa de gestión del patrimonio en colaboración con el Banco de Canadá, Brasil fue el país del mundo en el que más creció en número de millonarios en 2011. Las previsiones económicas del CESLA indican que la producción industrial del país crecerá un 3,9% en 2013 y que el aumento del PIB será del 4%. Brasil sigue estando entre los países americanos con mejores perspectivas de crecimiento. Las agencias siguen manteniendo la confianza en la economía brasileña a pesar de las turbulencias internacionales que están afectando al país.

En este contexto y tras varias experiencias de éxito en los sectores energético y de automoción, el Grupo ISASTUR ha decidido poner en marcha su propia oficina comercial en Brasil con el fin de rastrear desde el interior del país las opciones de negocio que se pueden abrir en el futuro. Los acontecimientos deportivos  que el país va a vivir en los próximos años, especialmente las Olimpiadas de 2016, va a ser sin duda un elemento incentivador de la economía y una fuente de oportunidades para las empresas inversoras. El Grupo ISASTUR ha elegido Río de Janeiro como centro de operaciones dando continuidad y consolidando  una presencia en el país americano que el Grupo ya tuvo en años anteriores. Por su parte,  Isotron desarrolló hace tres años trabajos de ingeniería, suministro y supervisión de montaje de los sistemas eléctricos de las terminales de transferencia de GNL situadas en Pecém y Bahía de Guanabara, así como sistemas eléctricos y de automatización para una papelera propiedad de la multinacional Klabin. Por su parte ASAS Systems, empresa del Grupo ISASTUR dedicada a la industrial auxiliar del automóvil, está instalando actualmente varios almacenes tipo FSET para Michelin en Resende (cerca de Río de Janeiro) y ha trabajado recientemente en otra planta de Michelin en Campo Grande.

La oficina comercial del Grupo ISASTUR en Rio de Janeiro estará dirigida por Fernando González Santos.

ASAS: SOBRE RUEDAS CON LOS GRANDES (y 3)

Cerramos este ciclo de posts dedicados a ASAS Systems con una reflexión sobre las claves que el complejo sector de la automoción exige a una empresa para conseguir la confianza de grandes marcas como Audi, Volkswagen, Seat, Opel o Michelin.

PRECIOS. Para sobrevivir en el sector del automóvil hay que ganar la batalla del precio. Es un  mercado muy exigente, algo que obliga a optimizar continuamente los costes propios y ajenos y mejorar continuamente la productividad individual y de equipo. ASAS Systems  ha realizado en los dos últimos años un gran esfuerzo para mejorar esta faceta y así va a continuar.

PLAZOS. Es otro de los pilares fundamentales en este sector. Por lo general se trabaja con plazos muy exiguos que exigen una gran flexibilidad por parte de la empresa y sus trabajadores para adaptarse a los requerimientos de los clientes y asegurar las fechas de entrega. Cada hora de retraso en la cadena de producción de una fábrica de coches, genera enormes pérdidas en unidades no producidas.

EQUIPO. El factor humano es fundamental. ASAS Systems cuida este aspecto con un buen equipo técnico que da soluciones viables técnicamente y óptimas económicamente, sin descuidar una rigurosa gestión de proyecto, compras y obra, además de ajustar los costes sin comprometer calidades o plazos.

 Pero… ¿no está en crisis el sector del automóvil?

 Según se mire. El sector de la automoción está viviendo un momento paradójico. Es cierto que la crisis de ventas es profunda en Europa para los automóviles de clase media, sin embargo crecen las ventas de vehículos de alta gama a nivel mundial y, por otro lado, hay otros mercados como Brasil, China o India en los que la venta de vehículos de gama media está creciendo a gran ritmo. Por tanto, a nivel global se puede hablar de crisis sólo en términos relativos.

Dentro de este entorno, ASAS ha sabido potenciar su presencia en clientes productores de vehículos de “alta gama” que continúan invirtiendo actualmente en Europa (Hungría y Alemania principalmente) y también tienen planes de inversión en otras zonas geográficas (Asia y Latinoamérica). Dentro de esta estrategia, ASAS trabaja actualmente en varios proyectos importantes para AUDI y mantiene dentro de su cartera de clientes a BMW, Mercedes- Benz, Porsche, etc. Por otro lado, ASAS también ha sabido acompañar a sus clientes habituales a otras zonas geográficas, como lo demuestra el hecho de que actualmente trabaja para Michelin en Brasil e India.

 Todo ello augura buenas perspectivas de contratación a corto plazo. Las previsiones a medio plazo pasan por continuar avanzado en las mencionadas estrategias de crecimiento en nuevos mercados (Latinoamérica y Asia) y con clientes de alta gama, todo ello sin olvidar los mercados y clientes habituales de ASAS. Para mantener la competitividad de la empresa se mantendrá la dinámica de mejora continua que se está afianzando en la empresa.