10 cosas que los extranjeros encuentran difíciles de manejar cuando hacen negocios en Latinoamérica

APRETON-MANOS

 

A través de BBC Capital

‘Le dije a todos que se apuraran y soplaran las velas del pastel antes de que se regara la esperma’, recuerda el colombiano de 49 años. En Colombia se usa esa palabra para aludir a la cera de vela, pero sperm en inglés sólo significa ‘semen’.

‘Cuando me volteé sólo vi rostros en blanco. Todos estaban conteniendo la respiración’, recuerda.
Pero pronto era él quien estaba dándoles lecciones culturales a sus compañeros apostados en el corazón de Centroamérica, y con una buena parte de clientela latinoamericana.
Tómese por ejemplo el tratamiento de ‘tú’ y de ‘usted’.
‘A los puertorriqueños y a los dominicanos les gusta la cercanía, así que si los tratas de usted se pueden ofender’, dice Ruiz. ‘Los colombianos son más formales, así que usamos ‘usted’, especialmente si se trata de alguien con un puesto más elevado’.
Esto es lo que les aconsejan:
1. ¿Hablas español?
Algo que Ruiz indicó que aprendió al trabajar con la aerolínea es que los latinoamericanos están orgullosos de su cultura y aprecian cuando alguien hace un esfuerzo extra para saber más de ellos y hablar su idioma. ‘Son los toques personales que van más allá del negocio’, explica.
2. Relaciones primero
Abordar directamente temas de trabajo puede ser la norma en algunas culturas, pero en América Latina conversar informalmente primero es importante para desarrollar confianza y entendimiento.
‘La gente es mucho menos directa cuando hace negocios y uno tiene que construir la relación primero’, apunta Arianna Valcárcel, una diseñadora de modas y modelo estadounidense que trabaja en Lima, Perú.
‘Cuando entras en una reunión, tienes que arrancar socializando para poner un telón de fondo a la conversación. Si vas directamente al grano se considera ofensivo’.
3. La importancia de la familia
¿Cómo desarrollar entonces esa relación personal? ‘Pregunta por la familia’, sugiere Ann Marie Sabath, autora de varios libros sobre etiqueta internacional de negocios.
os no latinoamericanos les llama la atención que para las personas de la región la familia sea una de las prioridades.
Sabath dice que si bien eso puede ser visto como algo indiscreto en un ambiente europeo occidental, en América Latina la familia viene primero.
‘Nunca empieces preguntándole a alguien en qué trabaja’, dice.
4. ‘América’ and ‘americanos’
Otra cosa que resulta grosera en la cultura latinoamericana es hacerte llamar americano si eres estadounidense.
‘Siempre hay que decir norteamericano, por supuesto reconociendo que los mexicanos también son considerados norteamericanos’, explica Sabath quien es de Nueva York.
Los estadounidenses no pueden suponer que el término América les pertenece. ‘Sin ninguna duda, no es así’.
Y Carla Andrade, una ingeniera chilena agrega: ‘Cuando escucho a los estadounidenses haciéndose llamar americanos, siento que ellos piensan que son dueños del continente’.
‘Para mí América es un continente, no un país. Yo también puedo decir que soy una americana de Chile porque este continente es mío también’.
5. Disminuye la velocidad
La puntualidad para las reuniones de negocios no tiene la misma importancia en América Latina que podría tener en Europa Occidental o Asia, así que Sabath recomienda no programar citas seguidas.
‘Siempre fija una hora de comienzo, nunca una para terminar’, apunta. ‘Si digo ‘qué tal una reunión de 15:00 a 16:00′, puedes malinterpretar que lo que se hable después de las 16:00 es menos importante que el reloj’.
6. Cuida tus modales
Algunos hábitos que los norteamericanos y europeos pueden considerar como un comportamiento perfectamente normal son considerados como mala educación en América Latina.
Es mejor no establecerse agendas ajustadas: las reuniones pueden no empezar ni terminar a la hora prevista.
Por ejemplo, comer y beber mientras se camina. Andar con un frappucino en la boca o un sándwich en la mano puede ser muy común en EE.UU. y Canadá, pero es muy mal visto en el resto del continente. En vez de eso, disfruta tu comida en la mesa o en el bar.
De la misma forma, siempre acepta el café en la mesa al final de una comida de negocios. Se espera que uno se quede para conversar un rato. Uno puede hacer más negocios durante la sobremesa que de vuelta en la oficina.
7. Cuidado con los dedos
En Brasil no hagas un círculo con los dedos para dar entender que todo está bien (‘ok’). Es el equivalente a mostrar el dedo medio extendido en otras partes del mundo.
Igualmente, en Paraguay no debe desearse buena suerte cruzando los dedos, ya que este gesto denota un acto sexual.
Y si colocas la palma de la mano arriba con el pulgar y el índice separados, en Chile le habrás dicho a alguien que es chabacano.
8. Espacio para respirar
El espacio personal no es igual en América Latina que en muchos otros países, pero esta mayor intimidad no deber ser interpretada como de naturaleza sexual. Uno o dos brazos de distancia es lo normal tanto en el trabajo como en situaciones sociales.
9. Silbidos
La etiqueta es algo de suma importancia en América Latina, pero eso no significa que alguna vez no serás objeto de una exhibición de malos modales, incluso si eres mujer. os pronto da paso al beso en la mejilla como forma de saludo en muchas partes de América Latina.
Jessica Sass, quien trabaja para una compañía que se especializa en visitas a viñedos en Chile, dice que en su experiencia los silbidos en Santiago son más frecuentes de lo que estaba acostumbrada en Vancouver, Canadá. ‘He aprendido a ignorarlos’, sostiene. ‘Si le prestas demasiado atención puede ponerte extremadamente incómoda’.
10. El beso
La primera vez que uno se encuentra con alguien en América Latina en un marco de negocios muchas veces uno da la manos independientemente del género.
Una vez que se estrechan lazos y hay un denominador común ocurre como cuando se pasa del ‘usted’ al ‘tú’. Entonces un beso (realmente un contacto de mejilla en el lado derecho de la cara) es más apropiado entre un hombre y una mujer o dos mujeres.
Los hombres suelen ceñirse a un fuerte apretón de manos entre sí, asegurándose de mantener contacto visual.
‘El beso es interesante’, dice Valcárcel en Lima. ‘Al principio, siendo estadounidense sí me hizo sentir un poco incómoda en un escenario profesional. Pero vivo aquí y me gusta seguir las normas sociales que tenemos’.
Valcárcel dice que los saludos tradicionales ya no son incómodos para ella a menos de que se trate de otros extranjeros. ‘Cuando me encuentro con estadounidenses que están haciendo negocios en Perú no sabemos bien qué esperar si dar la mano, un beso o inclinar la cabeza’, bromea. ‘Normalmente opto por el beso’.

Anuncios

¿Qué es la capacitación?

 

Line of writing hands.

 

Por Edgardo Frigo. A través http://www.forodeseguridad.com/artic/rrhh/7011.htm

QUE SIGNIFICA CAPACITACIÓN
Capacitación, o desarrollo de personal, es toda actividad realizada en una organización, respondiendo a sus necesidades, que busca mejorar la actitud, conocimiento, habilidades o conductas de su personal.

Concretamente, la capacitación:
– busca perfeccionar al colaborador en su puesto de trabajo,
– en función de las necesidades de la empresa,
– en un proceso estructurado con metas bien definidas.

La necesidad de capacitación surge cuando hay diferencia entre lo que una persona debería saber para desempeñar una tarea, y lo que sabe realmente.
Estas diferencias suelen ser descubiertas al hacer evaluaciones de desempeño, o descripciones de perfil de puesto.

Dados los cambios continuos en la actividad de las organizaciones, prácticamente ya no existen puestos de trabajo estáticos. Cada persona debe estar preparado para ocupar las funciones que requiera la empresa.
El cambio influye sobre lo que cada persona debe saber, y también sobre la forma de llevar a cabo las tareas.

Una de las principales responsabilidades de la supervisión es adelantarse a los cambios previendo demandas futuras de capacitación, y hacerlo según las aptitudes y el potencial de cada persona.

DONDE APLICAR LA CAPACITACIÓN

Los campos de aplicación de la capacitación son muchos, pero en general entran en una de las cuatro áreas siguientes:

a) Inducción
Es la información que se brinda a los empleados recién ingresados. Generalmente lo hacen los supervisores del ingresante. El departamento de RRHH establece por escrito las pautas, de modo de que la acción sea uniforme y planificada.

b) Entrenamiento:
Se aplica al personal operativo. En general se da en el mismo puesto de trabajo. La capacitación se hace necesaria cuando hay novedades que afectan tareas o funciones, o cuando se hace necesario elevar el nivel general de conocimientos del personal operativo. Las instrucciones para cada puesto de trabajo deberían ser puestas por escrito.

c) Formación básica:
Se desarrolla en organizaciones de cierta envergadura; procura personal especialmente preparado, con un conocimiento general de toda la organización. Se toma en general profesionales jóvenes, que reciben instrucción completa sobre la empresa, y luego reciben destino. Son los “oficiales” del futuro.

d) Desarrollo de Jefes
Suele ser lo mas difícil, porque se trata de desarrollar mas bien actitudes que conocimientos y habilidades concretas. En todas las demás acciones de capacitación, es necesario el compromiso de la gerencia. Aquí, es primordial el compromiso de la gerencia general, y de los máximos niveles de la organización. El estilo gerencial de una empresa se logra no solo trabajando en común, sino sobre todo con reflexión común sobre los problemas de la gerencia. Deberían difundirse temas como la administración del tiempo, conducción de reuniones, análisis y toma de decisiones, y otros.

En cualquiera de los casos, debe planificarse adecuadamente tanto la secuencia como el contenido de las actividades, de modo de obtener un máximo alineamiento

LA CAPACITACIÓN COMO INVERSIÓN

La organización invierte recursos con cada colaborador al seleccionarlo, incorporarlo, y capacitarlo. Para proteger esta inversión, la organización debería conocer el potencial de sus hombres. Esto permite saber si cada persona ha llegado a su techo laboral, o puede alcanzar posiciones más elevadas. También permite ver si hay otras tareas de nivel similar que puede realizar, desarrollando sus aptitudes y mejorando el desempeño de la empresa.

Otra forma importante en que la organización protege su inversión en recursos humanos es por medio del planeamiento de carrera. Estimula las posibilidades de crecimiento personal de cada colaborador, y permite contar con cuadros de reemplazo.

CAPACITACIÓN Y COMUNIDAD

La capacitación, aunque está pensada para mejorar la productividad de la organización, tiene importantes efectos sociales. Los conocimientos, destrezas y aptitudes adquiridos por cada persona no solo lo perfeccionan para trabajar, sino también para su vida.

Son la forma más eficaz de protección del trabajador, en primer lugar porque si se produce una vacante en la organización, puede ser cubierta internamente por promoción; y si un trabajador se desvincula, mientras más entrenado esté, más fácilmente volverá a conseguir un nuevo empleo.

Las promociones, traslados y actividades de capacitación son un importante factor de motivación y retención de personal. Demuestran a la gente que en esa empresa pueden desarrollar una carrera, o alcanzar un grado de conocimientos que les permita su “empleabilidad” permanente.

BENEFICIOS DE CAPACITAR

La capacitación permite evitar la obsolescencia de los conocimientos del personal, que ocurre generalmente entre los empleados más antiguos si no han sido reentrenados.

También permite adaptarse a los rápidos cambios sociales, como la situación de las mujeres que trabajan, el aumento de la población con títulos universitarios, la mayor esperanza de vida, los continuos cambios de productos y servicios, el avance de la informática en todas las áreas, y las crecientes y diversas demandas del mercado. Disminuye la tasa de rotación de personal, y permite entrenar sustitutos que puedan ocupar nuevas funciones rápida y eficazmente.

Por ello, las inversiones en capacitación redundan en beneficios tanto para la persona entrenada como para la empresa que la entrena.  Y las empresas que mayores esfuerzos realizan en este sentido, son las que más se beneficiarán en los mercados hipercompetitivos que llegaron para quedarse.

El autor de este artículo, Edgardo Frigo ( efrigo@mr.com.ar ), es consultor especialista en management de Seguridad, experto en capacitación y director de este Foro profesional. Vea sus antecedentes en www.forodeseguridad.com/frigo.htm

Publicado en http://www.forodeseguridad.com/artic/rrhh/7011.htm

Un badén inteligente en la prevención de riesgos laborales

a2ca1-logo-vivaden

Artículo publicado en la revista “Asturias Prevención” por Carlos Varela y María Rivas Ardisana, responsables de PRL e I+D+i del Grupo ISASTUR

Existen dos razones principales por las cuales la seguridad vial es una materia importante a considerar en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, una de carácter jurídico, relacionada con lo establecido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y otra de carácter estadístico, pues se trata de un factor de riesgo con una incidencia grave en la siniestralidad laboral total.

Desde el punto de vista jurídico, resulta obvio que la conducción durante la jornada laboral o de camino al trabajo está incluida dentro de las condiciones laborales que pueden suponer riesgos para el trabajador (conductor o peatón), y atendiendo a lo que reza la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, dichos riesgos deben ser eliminados o, en su defecto, minimizados con medidas preventivas eficaces para controlarlo.

En cuanto a la razón estadística, según los datos del INSHT, los accidentes laborales de tráfico, tanto en misión como in itinere, ocurridos durante el 2008 supusieron más de un 9% del total de los accidentes laborales totales notificados con baja. En lo relativo a la gravedad de los accidentes laborales de tráfico, por ejemplo, durante el año 2005 supusieron casi un 39% del total de accidentes de trabajo mortales.

Centrándonos en una de las principales causas de mortalidad por accidente de tráfico, uno de cada cuatro fallecidos en accidente de tráfico lo es por exceso de velocidad. En el año 2012 447 personas fallecieron y 1.746 resultaron heridas graves en accidentes relacionados con el exceso de velocidad, la mayoría en vías convencionales y vías urbanas, y sólo un 10% aproximadamente en autopistas y autovías. Resulta obvia pues la necesidad de aplicar medidas que ayuden a disminuir el millón de infracciones por exceso de velocidad detectadas.1

Los reductores de velocidad, más conocidos como badenes, son resaltos que se disponen transversalmente en la calzada con el propósito de que puedan sobrepasarse cómodamente a una determinada velocidad a partir de la cual la molestia se hace más y más notable. El objetivo no es otro que el de contribuir a “calmar o pacificar el tráfico”2: implantar el principio de moderación de la velocidad de circulación en las calles, de modo que el vehículo (coche, furgoneta, autobús, camión, etc.) pueda ser compatible con otras alternativas más “blandas” y respetuosas con las necesidades de las personas: el desplazamiento a pie y en bicicleta.

La dramática realidad que anualmente reflejan las estadísticas de tráfico es el principal argumento para vencer una de las barreras para la implantación de este tipo de medidas: la voluntad de la administración. La siguiente barrera en importancia es la resistencia de los conductores. Independientemente de si pasan o no a la velocidad adecuada, los conductores profesionales en rutas con badenes se enfrentan a riesgos para su salud3, a causa de las repetidas vibraciones a las que están sometidos. Algunos estudios también destacan que los pasajeros, principalmente si se sientan con frecuencia en las últimas filas, están igualmente padeciendo riesgos para su salud.

Posición relativa de autobús y en este caso, pasajero, al paso por un badén convencional. Fuente: Journal of Spinal Disorders and Techniques4

Posición relativa de autobús y en este caso, pasajero, al paso por un badén convencional. Fuente, Journal of Spinal Disorders and Techniques4.

 

Ante esta situación, hay países que han optado por eliminarlo de las rutas de transporte público. Sin embargo esta es una decisión que no es del agrado de los que consideran que no deben de hacerse excepciones con el transporte público en la lucha por la moderación de la velocidad. En cualquier caso, esta medida no viene a solucionar el problema para los servicios privados (autocares escolares o de empresa, repartidores, u otros muchos).

Finalmente, es la oposición de los servicios de emergencias, principalmente de bomberos y ambulancias, la que está siendo la principal barrera a los badenes convencionales5, ya que suponen un aumento del tiempo de respuesta de los vehículos de emergencia, mayor aún sobre las ambulancias cuando llevan pacientes a bordo (a 20km/h un badén puede provocar una aceleración de 15m/s2 y a 30km/h una de 30m/s2).

En este contexto, el Grupo ISASTUR ha desarrollado un badén inteligente escamoteable, VIVADEN, que sólo presenta un resalto en determinadas situaciones (p.e. sobrevelocidad de vehículo o si se trata de hora punta), y es capaz de discriminar a los servicios de emergencias, ocultándose a su paso. Además, VIVADEN permite su control remoto desde un Centro de Gestión del Tráfico, facilitando, por ejemplo, la coordinación de un conjunto de badenes.

La idea original fue planteada al Grupo Isastur por la empresa UGS, con larga trayectoria de colaboración con la Administración pública en proyectos del campo de los derechos civiles (principalmente vivienda, medioambiente, y seguridad vial). En el proyecto, también ha tenido un destacado papel la ingeniería gijonesa MJ INGENIEROS.

VIVADEN se comercializa a través de la sociedad mercantil MOVIVO, cuya principal actividad será la elaboración y prestación de proyectos de movilidad sostenible. El proyecto de desarrollo de VIVADEN ha sido financiado por el IDEPA y cofinanciado con fondos FEDER.

 

NOTAS

1 Dirección General de Tráfico, “Los excesos de velocidad causan casi 500 muertes al año por accidentes”, Nota de Prensa, 31 de Marzo de 2014.

2 Una reducción de 10 mph puede conseguir una reducción de accidentes de un 50%, de acuerdo con diversos estudios, entre otros

WEBSTER, D C and A M Mackie (1996). Review of traffic calming schemes in 20 mph zones. TRL Report 215. Transport Research Laboratory, Crowthorne, Berks; y STARK, D C (1995). Speeding is an important urban problem. Proceedings of the 23rd European Transport Forum, PTRC. Warwick University, y Webster & Mackie, 1996).

3 Granlund J., and Brandt A., Bus Drivers’ Exposure To Mechanical Shocks Due To Speed Bumps. Swedish Road Administration Consulting Services, 2008.

4 Munjin M., Zamorano J., Marre B, Ilabaca F, Ballesteros V, Martinez C, Yurac R, Urzua A, Lecaros M, Fleiderman J, Garcia N. Speed Hump Spine Fractures: Injury Mechanism and Case Series. Journal of Spinal Disorders and Techniques 24: 386-389, 2011.

5 Randel R. Jaeger,Traffic Calming – Speed Humps – Effect on emergency response times, Des Plaines Fire Department, 1996.

Premio para el badén innovador

El Grupo ISASTUR acaba de recibir el Premio Socio Innovador 2014 que concede el Club Asturiano de la Innovación. El galardón reconoce la importancia del esfuerzo investigador e innovador realizado para hacer realidad el proyecto VIVADEN, el badén móvil inteligente que permite regular la velocidad del tráfico evitando las molestias asociadas a elementos como los resaltes y los badenes estáticos. Este artículo resume las bases del proyecto

María Rivas Ardisana. Jefa del deprtamento de I+D+i del Grupo ISASTUR

A veces nos quejamos de que nunca hacemos nada verdaderamente nuevo, que bajo nuevos nombres grandilocuentes están más o menos cambiadas, las cosas de siempre. Esto es frecuente en muchas empresas, que buscan consolidar sus líneas de especialización técnica en los mercados en los que están establecidas. Sin embargo, la innovación disruptiva, ofreciendo mayores riesgos, también presenta mayores oportunidades, y actualmente comienza a tener mucha importancia a la hora de plantear estrategias de desarrollo empresarial.
Esta ha sido la estrategia adoptada por Isastur con el desarrollo del producto VIVADEN, un nuevo reductor de velocidad que sólo presenta resalto en determinadas situaciones (p.e. sobrevelocidad de vehículo o si se trata de hora punta), y es capaz de discriminar a los servicios de emergencias, ocultándose a su paso. Además, VIVADEN permite su control remoto desde un Centro de Gestión del Tráfico, facilitando, por ejemplo, la coordinación de un conjunto de badenes.

badenes
VIVADEN nace en un contexto general de impulso a la movilidad sostenible, concretamente con el objetivo de contribuir al “calmado o pacificación del tráfico”. La pacificación del tráfico dista mucho de ser un “lujo”, ya que los informes sobre seguridad vial presentan una realidad dramática. Sin embargo, medidas indudablemente efectivas, como los badenes convencionales (fijos) tienen firmes opositores. Esto se debe a que su instalación penaliza a todos los conductores, incluso a los vecinos, a causa del ruido que producen coches y camiones al pasar por el badén. Finalmente, es la oposición de los servicios de emergencias la que está siendo la principal barrera a la instalación de badenes.
Se dispone de la concesión de la patente española 2402295 y está en tramitación la solicitud internacional, PCT/ES2013/070735.
Actualmente, el primer prototipo de VIVADEN está instalado en Asturias, sometido a condiciones de tráfico real. La fase de promoción y comercialización ya ha comenzado, sin perder de vista nuevos retos para los badenes inteligentes que requerirán una innovación continua.
El proyecto de desarrollo de VIVADEN ha sido financiado por el IDEPA y cofinanciado con fondos FEDER.

Las redes eléctricas inteligentes permitirán ahorrar hasta un 30% de energía

ENERSIP PANTALLA

A través de Tendencias21

Las “redes eléctricas inteligentes”, en las que los aparatos están conectados entre sí y se apagan o encienden según las necesidades de la red, permitirán ahorrar hasta un 30% de energía, gracias en parte al ajuste de la oferta y la demanda eléctrica, y en parte a la implicación y concienciación de los usuarios. En todo ello trabaja el proyecto europeo Enersip, que utiliza las TIC para obtener datos en tiempo real y comunicárselos a los consumidores. El departamento de I+D+i del Grupo ISASTUR es una de las instituciones que participa en este grupo de trabajo.

Las «redes eléctricas inteligentes» (smart grids) se consideran el futuro del suministro de electricidad, dado que permiten que los consumidores se conviertan en participantes interactivos de una red de distribución que se fundamenta en una generación de energía tanto centralizada como descentralizada.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ayudarán a los consumidores a gestionar y reducir al mínimo su gasto energético, al tiempo que los proveedores de electricidad podrán ajustar la oferta a la demanda. A través de un proyecto financiado con fondos europeos se han ideado técnicas para recabar y analizar información en tiempo real sobre el consumo y la generación de energía que será necesaria.

Hoy en día es común ver paneles fotovoltaicos y turbinas eólicas de tamaño reducido sobre los tejados de viviendas y otros edificios de toda Europa, lo cual se debe a los programas de incentivos aplicados por los distintos gobiernos y a la demanda creciente de energías renovables.

Con las redes eléctricas inteligentes, los consumidores podrían aprovechar su capacidad doméstica de generación para pasar de ser receptores pasivos de electricidad a ser participantes interactivos en la cadena de suministro de energía, pudiendo de esa manera reducir en un 9 % las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y el consumo energético de su hogar en un 10 %.

Pero para que esto ocurra, es necesario que los consumidores cuenten con una manera de registrar su consumo de electricidad en tiempo real, lo cual les facilitará la gestión de su uso y, de ese modo, ahorrar tanto energía como dinero. Por su parte, los operadores de estas redes tienen que ser capaces de ejercer de contrapeso de la demanda de electricidad, tanto desde grandes centrales eléctricas como desde un número cada vez mayor de dichas fuentes de generación de menor tamaño.

El equipo responsable del proyecto financiado con fondos europeos «Energy-saving information platform for generation and consumption networks» (Enersip, Plataforma de información sobre ahorro de energía para redes de consumo y generación) ha desarrollado un sistema con el que mejorar estos procesos de observación (por parte del consumidor) y equilibrio de la oferta energética (por parte de los proveedores). Dotando a unos y a otros de información en tiempo real y predictiva sobre el consumo energético, podría lograrse el equilibrio entre la oferta y la demanda, disminuyéndose así los excedentes e incrementándose la fiabilidad.

En palabras de Leire Bastida, coordinadora del proyecto, de las que se hace eco la agencia Cordis, “para una empresa productora resulta ideal generar justo la electricidad suficiente para abastecer la demanda. En ocasiones, ello obliga a calcular la demanda de un modo aproximado y a definir las medidas necesarias en los picos de demanda, pero podría ser más conveniente tratar de reducir esa demanda. Nosotros nos propusimos desarrollar herramientas que ayudaran tanto a los proveedores como a los consumidores a tomar las decisiones más acertadas para conservar el equilibrio entre oferta y demanda”.

Equilibrar oferta y demanda

Los socios integrantes de Enersip colaboraron, pues, en el desarrollo de una plataforma abierta desde la que se presta una serie de servicios de seguimiento y control de la energía diseñados para mejorar la flexibilidad y la receptividad de la red eléctrica.

En palabras de Bastida: “Nuestra plataforma y nuestros servicios se diseñaron con el propósito de allanar el camino hacia un ajuste casi en tiempo real de la generación del consumo en edificios residenciales y comerciales y en vecindarios al completo. Para cumplir los objetivos hubo que desarrollar y poner en práctica numerosas tecnologías diferentes, como sensores y dispositivos inalámbricos de comunicación que registran el consumo de electricidad de los electrodomésticos, algoritmos para predecir la demanda energética y sistemas de control capaces de apagar aparatos y activar sistemas de generación”.

“También nos propusimos cambiar el comportamiento del consumidor”, añade Bastida. “Internet y las redes sociales encierran un poder determinante para informar adecuadamente al consumidor y animarle a modificar sus costumbres en el plano energético”.

Según explica, la estrategia del proyecto era sencilla: se pretendía alcanzar una eficiencia energética elevada conjugando la coordinación, una gestión apropiada de los recursos existentes en la red y la modificación del comportamiento del usuario proporcionándole indicaciones y consejos certeros. Si todo ello sirve a los usuarios para reducir su consumo de energía, disminuirá la presión del lado de la generación y el suministro de energía.

Del seguimiento a la predicción

La piedra de toque de Enersip es la comunicación entre todos los dispositivos de una vivienda e, idealmente, de todas las viviendas de un vecindario al completo.

El equipo del proyecto desarrolló un conjunto de enchufes inteligentes que se emplean para conectar aparatos a tomas de electricidad y que permiten realizar un seguimiento del consumo. La información recabada se remite de manera inalámbrica y en tiempo real a un concentrador que reúne todos los datos y envía información por Internet al proveedor o distribuidor local de la energía.

Según explica Bastida, estos datos sobre el consumo son absolutamente fundamentales para materializar sus propuestas. “Una vez se obtienen datos de este tipo (y sobre todo a escala de todo un vecindario o de una zona comercial de mayor tamaño), se pueden analizar, distinguir patrones y, lo que es más importante, generar predicciones. Si se logran prever picos de demanda, se puede empezar a equilibrar ésta con la oferta, incrementándose la generación de un modo más eficiente o bien desconectando dispositivos innecesarios hasta que vuelva a bajar la demanda”.

Estos enchufes inteligentes se han utilizado en distintos tipos de aparatos, desde lámparas sencillas y calentadores eléctricos hasta dispositivos inteligentes como televisores y ordenadores. Como parte de la investigación de Enersip también se han estudiado maneras de que los aparatos se comuniquen entre sí y con otras redes de edificios para, de este modo, crear infraestructuras inteligentes integradas en inmuebles que puedan ser controladas a distancia o automáticamente. El equipo responsable del proyecto también evaluó formas posibles de implantar un sistema de estas características en un vecindario al completo.

“Nos aseguramos de que nuestras comunicaciones inalámbricas con lugares repartidos por determinado vecindario llevaran integrado cierto grado de redundancia, porque una vez se empieza a depender de este flujo de información para gestionar la red eléctrica, podría producirse una situación de caos en el caso de que la red se averiase”, advierte Bastida.

“Combinamos redes de telefonía móvil, redes inalámbricas públicas y redes de banda ancha por cable para crear la red de comunicaciones de todo el vecindario. Pese a que el propósito fundamental del proyecto es optimizar la oferta y la demanda de energía, un reto fundamental en el plano técnico fue el desarrollo de un sistema de comunicación de datos seguro y eficiente”.

Un cambio de comportamiento

No obstante, quizás el mayor reto del proyecto fue materializar el método integral propuesto consistente en poner información en manos del consumidor y habilitarle para proceder del modo más conveniente. Enersip construyó una plataforma web a través de la cual se pueda visualizar el consumo de las viviendas y optimizarlo de manera acorde con la oferta y el coste de las unidades.

“Se puede construir un sistema con algoritmos inteligentes que permitan predecir picos, anticipar la demanda y controlar la generación de un modo racional. Pero las emisiones no bajarán mientras la gente no empiece a cambiar su comportamiento y sus costumbres”, recuerda Bastida. “Opinamos que, si proporcionamos información a la gente y le ayudamos a tomar las decisiones más acertadas, se decantará por opciones sostenibles y contribuirá al proceso de optimización”.

La plataforma web de Enersip proporciona a los usuarios un asesoramiento (según el conocimiento de su vecindario y las capacidades predictivas) sobre la manera de reducir u optimizar su consumo, por ejemplo permitiéndoles programar la lavadora (a través del microchip del enchufe inteligente) para que funcione a las tres de la mañana y no a las ocho de la tarde, en hora punta.

El sistema se probó en dos ensayos piloto que permitieron validar la tecnología desarrollada, mientras que el equipo del proyecto demostró teóricamente, mediante simulaciones, la posibilidad de alcanzar un ahorro energético de hasta un 30%.

Según Bastida, “este hecho pone de relieve el grado de ineficiencia que existe hoy en día al no equilibrarse la oferta y la demanda. Sin embargo, quizás lo más sorprendente fue la constatación de que nada menos que la mitad de este ahorro energético se conseguía a través de la herramienta web para usuarios de Enersip y el consecuente incremento de la concienciación sobre la importancia de la eficiencia energética entre los consumidores que participaron voluntariamente”.

Los socios del proyecto ENERSIP siguen desarrollando sus conceptos y prototipos tecnológicos, incluyendo sensores integrados en los enchufes y actuadores para el control remoto y automático de aparatos y electrodomésticos, herramientas virtuales de gestión energética y aplicaciones para dispositivos móviles. Asimismo, los algoritmos de optimización creados en el marco del proyecto se están integrando en sistemas de gestión de las decisiones y herramientas de inteligencia empresarial.

“No nos cabe duda alguna de que la gente es la clave para resolver la crisis energética”, destaca Bastida. “No se lograrán ahorros energéticos significativos mientras la gente no modifique su comportamiento. Sistemas como el de Enersip pueden empezar a marcar diferencias en este sentido”.

El proyecto ENERsip en el que participa el Grupo ISASTUR, prueba sus investigaciones en Israel

El proyecto ENERsip en el que el Grupo ISASTUR participa desde sus orígenes, ha dado un paso más en el avance de sus investigaciones orientadas a conseguir el ahorro de energía en viviendas particulares, edificios y hasta barrios enteros. Israel será el escenario en el que se pondrán en práctica tres proyectos piloto en otros tantos edificios de diversas zonas del país. La Israel Electric Corporation (IEC) colaborará con la implantación del proyecto.  La noticia ha sido recogida por “Energías Renovables”, la web especializada en los temas relacionados con la eficiencia energética y un referente en este sector de la información. ENERsip es una iniciativa que tiene el objetivo de averiguar cómo optimizar la utilización de las infraestructuras de consumo y la generación a nivel residencial para ahorrar electricidad.

El principal proyecto de ENERsip es crear un control adaptativo, dirigido a conseguir la energía personalizable y con vocación de servicio. Un sistema de control de energía activa y proactiva, de coordinación, comunicaciones, control, informática y construcción en tiempo real de la generación y el consumo correspondiente en los edificios residenciales, comerciales y en los barrios.

Para hacerlo, ENERsip prestará apoyo a:

-Monitoreo de patrones de uso en los hogares,

-El control de la generación de energía en los edificios verdes,

-Proporcionar asesoramiento a los usuarios sobre cómo optimizar el uso,

-La integración en los barrios de la demanda y la producción,

-Proporcionar mecanismos para la integración con otras redes de energía,

-El desarrollo de una arquitectura de control global y el enfoque en el servicio abierto orientado a la plataforma, la implementación de SOA y tecnología de servicios web proporcionan un mecanismo novedoso para la eficiencia energética de los edificios hacia la demanda del usuario final, los nuevos modelos de negocio local de energía y servicios de empresas de servicios públicos . El resultado de la adopción de la plataforma ENERsip permitirá establecer nuevos patrones de comportamiento en la sociedad en general y reducir la dependencia económica de la energía intensa.

En este vídeo puede verse una explicación gráfica y muy pedagógica de lo que es el proyecto ENERsip.

Energías Renovables

La web Energías Renovables se hace eco de la noticia y señala que los científicos y tecnólogos que participan en el proyecto ENERsip, un consorcio compuesto por una decena de socios de cinco países europeos liderado por la empresa española Tecnalia, han diseñado, desarrollado y validado una plataforma TIC –denominada plataforma ENERsip– que, según informa la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), “permite reducir el consumo eléctrico a nivel residencial en torno a un 30%, integrando además instalaciones de micro-generación basadas en energías renovables como instalaciones solares fotovoltaicas instaladas en los tejados de las viviendas”. Asimismo, esta plataforma permite monitorizar los electrodomésticos mediante redes de sensores y actuadores para controlarlos de manera remota a través de aplicaciones web”. Los investigadores –informa UC3M– “han comprobado el funcionamiento del sistema en diversas simulaciones informáticas y han validado la plataforma en un proyecto piloto en tres edificios en diferentes puntos geográficos de Israel”.

La clave para conseguir el ahorro de electricidad radicaría en dos estrategias, según la UC3M: reducir el consumo eléctrico en los hogares (en torno a un 15 ó 20%) y ajustar el consumo y la generación eléctrica en los distritos (un 15 ó 20%, aproximadamente). El sistema proporciona a los usuarios información sobre sus consumos, permitiendo identificar los electrodomésticos que más gastan, y sugiere posibles soluciones, intentando modificar ciertos comportamientos y fomentando buenas prácticas que permitan reducir la factura eléctrica. Y, por otro lado, el sistema diseñado lleva a cabo acciones automáticas que permiten ajustar en la medida de lo posible el consumo de los domicilios dentro de un distrito con la generación procedente de fuentes de energía renovable dentro del mismo, reduciendo flujos energéticos y, en consecuencia, pérdidas y costes”.

El consorcio ENERsip (véase su sitio en la red), compuesto por una decena de socios de cinco países europeos, está liderado por la compañía española Tecnalia y cuenta con la participación de diversas empresas punteras en su campo, como Amplia Soluciones (España), Honeywell (República Checa), IEC (Israel Electric Corporation, Israel), ISA (Intelligent Sensing Anywhere, Portugal), ISASTUR(Ingeniería y Suministros de Asturias SA, España), MSIL (Motorola Solutions Israel Ltd, Israel), así como de centros de investigación como el ISR-UC (Institute of Systems and Robotics-University of Coimbra, Portugal), la UC3M (Universidad Carlos III de Madrid, España) y VITO (Vlaamse Instelling voor Technologisch Onderzoek, Bélgica).

 

El Grupo ISASTUR innova en seguridad laboral con el sistema ALERTRA

Se trata de una alarma de localización de trabajadores en zona segura

 El departamento de I+D+i del Grupo ISASTUR ha desarrollado un nuevo procedimiento de trabajo que reduce al máximo la posibilidad de accidente grave de un trabajador en un entorno de peligro potencial. El sistema recibe el nombre de ALERTRA y, en esencia, su misión es la de complementar la señalización de seguridad alertando con enorme precisión, rapidez y cobertura de los movimientos de los operarios. ALERTRA permite controlar que los trabajadores no se salen de una zona segura previamente delimitada mediante este sistema. En las últimas semanas han sido varias las empresas asturianas que se han interesado por asistir a las demostraciones ofrecidas por el Grupo ISASTUR que refuerza así su posición de vanguardia en la investigación y desarrollo de novedades relacionadas con la mejora de los sistemas de prevención.

 El origen de ALERTRA tiene su punto de partida en la consideración de que la adecuada señalización de zonas no seguras es una de las principales medidas a considerar en la prevención de riesgos laborales. La práctica permite constatar también que, pese a todas las precauciones, durante la ejecución de una obra existen dificultades relacionadas con el entorno y el factor humanos  para señalizar adecuadamente las zonas no seguras. La práctica demuestra también que las tecnologías tradicionales de señalización activa (barreras automáticas, semáforos,..) tampoco resultan efectivas en todos los casos.

¿Qué alternativas hay? La necesidad de desarrollar medidas de seguridad realmente eficaces ha llevado a observar qué posibilidades pueden ofrecer las tecnologías de posicionamiento en tiempo real. La conclusión es que la madurez alcanzada en este campo abre oportunidades hasta ahora desconocidas. De este proceso de reflexión y observación surgió el sistema ALERTRA.

 ¿Qué aporta ALERTRA a la prevención de riesgos laborales?

La base del sistema es evitar que el trabajador entre en una zona no segura, creando una señalización invisible y activa que le alerte de su proximidad a la zona en cuestión.

Las principales características son las siguientes:

– Respuesta en tiempo real,

– Precisión por debajo de 50cm en espacios de trabajo de 2.500m2, generalmente abiertos,

– Ergonomía y autonomía,

– Portátil, y fácilmente re-configurable de una obra a otra,

– Robustez en ambientes agresivos.

 ¿En qué se traduce cada una de las características del sistema?

 Localización en tiempo real. ALERTRA es capaz de detectar cambios en la posición de los trabajadores y de aplicar el algoritmo de control para detectar si esas posiciones son constitutivas de alarma en un tiempo menor a un segundo

Precisión y cobertura. La precisión en la localización del trabajador es inferior a 50 centímetros. En cuanto a la cobertura, el sistema con la utilización de cuatro sensores puede cubrir hasta 2500 metros cuadrados. Es posible extender el área de cobertura incrementando el número de sensores instalados.

Supervisión local y remota. ALERTRA supervisa los movimientos de todos los trabajadores, activa la alarma de aproximación a zona no segura, mantiene un histórico de dichos movimientos y de los eventos generados. A través de su aplicación web, es posible supervisar remotamente el estado de todas las obras y las alarmas producidas.