Trumponomic

 

 

trump

Federico Steinberg. Opinión – 10/11/2016

 (*) Publicado el 10/11/2016 en Expansión.

¿Alguien recuerda Reaganomics? ¿Y Clintonomics? Así se bautizó a las políticas económicas que los presidentes estadounidenses Ronald Reagan y Bill Clinton pusieron en práctica en los años ochenta y noventa del siglo pasado. Reaganomics fue una suerte de keynesianismo de derechas. Bajadas de impuestos (confiando en la efectividad de la Curva de Laffer), desregulación de los mercados y aumento del gasto militar, que terminó generando enormes déficit públicos y comerciales, que a su vez fueron clave para que Estados Unidos ganara la guerra fría. Clintonomics, por su parte, se centró en la estabilidad presupuestaria, los acuerdos de libre comercio, los bajos tipos de interés, el desarrollo de la “nueva economía” y la espectacular subida de la bolsa. Fue la época en la que Estados Unidos promovió con más fuerza la globalización, confiando en sus bondades e ignorando sus efectos adversos, como el aumento de la desigualdad o la excesiva influencia de las finanzas.

¿Qué podemos esperar de Trump en política económica? ¿Terminaremos hablando de Trumponomics? ¿O sus políticas serán tan erráticas e incongruentes que no tendrá sentido acuñar este término?

El nuevo presidente de Estados Unidos ha logrado ganar las elecciones con un discurso xenófobo y proteccionista que ha entusiasmado sobre todo a los votantes blancos rurales. Se ha presentado como un outsider del sistema capaz de conseguir que la economía vuelva a funcionar para una clase media cada vez más desencantada con el establishment y con la idea de que las buenas cifras macroeconómicas son suficientes para que la prosperidad se reparta de una forma equitativa entre los ciudadanos (recordemos que Estados Unidos está en pleno empleo y que durante la Administración Obama se ha evitado una segunda Gran Depresión, pero que nada de eso ha servido para que los Demócratas conserven la Casa Blanca).

Es difícil anticipar cuál será el impacto económico de sus políticas porque una de las principales características del magnate es su impredecebilidad. Por lo tanto, lo primero que podemos esperar es un aumento de la volatilidad en los mercados, que ya se aprecia en una caída de las bolsas europeas (la estadounidense ha abierto al alza), una depreciación del dólar y un aumento del coste del endeudamiento a largo plazo de Estados Unidos. Sin embargo, también hay que subrayar que estos movimientos están siendo relativamente pequeños si se los compara con los que sucedieron al Brexit el pasado junio, lo que indica que la victoria de Trump no puede ser calificada como un auténtico cisne negro.

Pero más allá de la volatilidad en los mercados financieros, lo que sí parece probable es que la Administración Trump sea proteccionista en materia comercial y expansiva en materia fiscal. Durante la campaña, el presidente ha dicho que está en contra de los acuerdos comerciales, que impondrá aranceles a los productos chinos para proteger y regenerar la industria norteamericana, y que incluso está dispuesto a sacar a Estados Unidos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) si esta institución multilateral, que actúa como guardiana de los mercados abiertos, resultara ser un impedimento para conseguir sus objetivos. En materia fiscal ha abogado por bajadas de impuestos –sobre todo para las rentas más altas–, y por un popurrí de medidas confusas en relación al gasto público, que en conjunto se aventuran más bien expansivas. Así, se ha mostrado partidario de recortar gasto en política exterior y de hacer que los países europeos paguen mayoritariamente la factura de la OTAN, pero también ha abogado por un aumento del gasto interno para aumentar la seguridad y proteger a los perdedores de la globalización. Y, por último, ha hecho declaraciones que es difícil tomarse en serio, como su intención de no pagar la deuda de Estados Unidos o reducir la independencia de la Reserva Federal.

Más allá de su retórica, lo más probable es que Trump promueva un mayor aislacionismo económico de Estados Unidos, volviendo al espíritu de la Doctrina Monroe (“América para los americanos”), lo que supondrá que dedicará mucha más atención y energía a los asuntos internos que a liderar (o contribuir en el liderazgo de) las iniciativas globales, como el G-20, los aspectos climáticos o la gobernanza de la globalización. Es poco probable que apoye los nuevos acuerdos comerciales (TTP en el Pacífico y TTIP con la UE), aunque tampoco es probable que dé marcha atrás en los hoy existentes (como el NAFTA en EEUU, Canadá y México o la propia OMC).

En materia fiscal es muy posible que termine siendo parecido a Reagan, un keynesiano encubierto que genere enormes déficit públicos. Como el impacto negativo del proteccionismo sólo se dejará notar a medio y largo plazo, el impulso fiscal podría elevar el crecimiento y la inflación, y la Fed se tomará con calma la subida de tipos de interés para reducir la incertidumbre, es probable que la economía estadounidense continúe creciendo. Cosa distinta que Trumponomics haga más difícil la cooperación económica internacional en un mundo que cada vez la necesita más.

Federico Steinberg
Investigador Principal del Real Instituto Elcano y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid
| @Steinbergf

Anuncios

El mercado solar global crecerá un 22% en 2014

fotovoltaicapanel

 

Antonio Barrero F.

A través de http://www.energias-renovables.com

La consultora multinacional IHS Inc, especializada en estudios de mercado, acaba de publicar un informe según el cual la potencia solar global crecerá en un 22% en 2014. Según IHS, ese formidable crecimiento va a ser posible gracias a los recientes cambios normativos (positivos para la fotovoltaica) que han registrado dos de los mercados solares más dinámicos del mundo: China y Japón.

El mundo añadirá este año a su parque global fotovoltaico 46 gigavatios, según el informe que acaba de publicar la consultora IHS (en 2013, la solar sumó a su cuenta 37 gigas, por lo que el crecimiento que se prevé para este año es un 22% superior al registrado el año pasado). Este último informe de IHS incrementa considerablemente las expectativas del sector (la consultora estimaba hace solo seis meses, en octubre, un crecimiento para 2014 de 41 gigavatios, GW). Esas estimaciones estaban basadas -informa IHS- en una revisión de las instalaciones fotovoltaicas ejecutadas durante el trimestre anterior en más de cien países.

China Pues bien, a la luz del nuevo marco normativo chino, IHS ha revisado sus números y ha incrementado sus Expectativas 2014 en cinco gigas: “el reciente anuncio de la Comisión China para el Desarrollo y la Reforma Nacional de que incrementará su objetivo para instalaciones solares sobre suelo -y, así mismo, su objetivo FV global- ha sido un factor clave en la reevaluación al alza del pronóstico”. IHS predice así que China instalará 4,8 GW sobre cubierta y ocho gigas FV en suelo en 2014 (China instaló en 2013 algo más de 11 GW, según la Agencia Internacional de la Energía).

Japón El otro motivo del subidón FV que IHS pronostica para este año hay que buscarlo en Japón. La consultora señala en su informe las luces y sombras (que también las hay) del mercado japonés, pero, una vez hecho el balance, vislumbra un 2014 muy positivo para la fotovoltaica en el país del sol naciente. Según IHS, la desaparición de las subvenciones iniciales, la reducción de la prima, el incremento de las tasas sobre las instalaciones domésticas y la caída en la construcción de nueva vivienda han perjudicado a ese segmento del mercado FV en el Japón.

Las cubiertas fotovoltaicas Sin embargo -apunta IHS-, “la debilidad residencial será más que compensada por el extremadamente robusto mercado de las cubiertas comerciales”. La consultora prevé que el segmento de las cubiertas FV supondrá aproximadamente el 60% del total de nueve gigavatios que estima serán instalados a lo largo de este año en aquel país. Esa previsión supone un incremento del 45% de la potencia instalada con respecto a la registrada en 2013. Japón sumó el año pasado a su parque fotovoltaico nacional 6,9 gigavatios, según la Agencia Internacional de la Energía.

Europa El informe de IHS señala por otra parte que Europa volverá a registrar en 2014 una caída en el ítem nueva potencia fotovoltaica anual instalada, “tercera caída anual desde el año pico de 2011”. IHS estima que el Viejo Continente sumará a su parque solar 9,7 gigas en 2014, muy lejos, pues, del histórico registro de 2011, cuando la nueva instalación alcanzó los 19 gigas). Durante el próximo quinquenio, IHS estima que el mercado fotovoltaico global crecerá a razón de dos dígitos año (double-digit annual growth), hasta alcanzar, según la consultora, los 400 gigas a finales de 2018.

 

Exportar o Internacionalizar: Lo importante es la estrategia

A través de P&L Global

(Publicado en Economiaexpress).

Que una de las salidas de la crisis española para nuestras empresas es exportar ya lo sabemos, pero ¿cómo lograrlo?

Uno de los aspectos más importantes para alcanzar el éxito internacional es entender primero que vender en el exterior es un proceso, un camino que hay que recorrer con paso firme y la mentalidad puesta en el largo plazo. Es más, ni siquiera el éxito consiste en exportar, si lo entendemos como una o varias ventas aisladas, ya que para triunfar en el entorno internacional es necesario afianzar la propia marca en cada territorio, darla a conocer y avanzar con ella y con las necesidades de los consumidores de cada país. La exportación es vender, la internacionalización es estar, tener presencia, y ser una empresa integrada en el mercado de destino.

La internacionalización es una estrategia a largo plazo, y que requiere un gran esfuerzo de las empresas por cambiar su mentalidad, formar a los equipos y aumentar su capacidad productiva, financiera o logística para poder atender el aumento de las ventas. El fin último de esto podría ser trasladar centros productivos al país de destino, y gestionar desde allí todas las tareas comerciales o administrativas, aunque todo dependerá del sector. Por ejemplo una empresa vinícola que venda en China no podrá trasladar su producción a ese país y producir el mismo vino, u otra que se traslade a un país donde los costes de producción son mayores que los de su propio país y no se compensan con los gastos de transporte de los productos.

Empezar este camino siempre es difícil. Los pasos previos a lanzarse a los mercados exteriores pasan por una mentalidad abierta y la decisión firme de toda la organización (sobre todo el compromiso de la gerencia) para poner los medios necesarios y no desistir en el largo proceso de la internacionalización. De igual manera hay que crear un equipo formado y motivado, que comprenda que una venta en el exterior no significa internacionalizar, y que vea en el proceso una oportunidad para la innovación, la eficiencia y la mejora constante en productos, servicios y procedimientos.

De igual forma, una estructura potente (comercial, productiva o logística entre otras) es imprescindible para poder cumplir con unas necesidades que, previsiblemente, aumentarán. Y además esta estructura tiene que estar abierta a la innovación, ya que salir de las fronteras aumentará las exigencias a la empresa por el incremento de la competencia y los agentes en el mercado.

De hecho, muchas teorías apuntan a que el aumento de la eficiencia en las empresas exportadoras es la causa, y no la consecuencia, de la exportación, lo que indica la importancia de trabajar en las bases de la empresa, mucho antes de llevar a cabo la primera venta internacional. En concreto, un estudio del Banco de España de 2011 afirma que “este rendimiento superior (referido a que las empresas exportadoras se comportan mejor en términos de productividad, innovación, tamaño, etc.) estaría presente antes de que esas empresas exportasen, es decir, exportar sería el efecto, no la causa de la competitividad de una empresa determinada”.

LITUANIA. Proyectos a orillas del Báltico

La pequeña república báltica dominada por los soviéticos durante 46 años, es también escenario de la internacionalización del Grupo ISASTUR.  La entrada de Lituania en la Unión Europea ha permitido al país desarrollarse económicamente y hacerlo en una dirección diferente a la seguida durante los decenios de pertenencia a la Unión Soviética. De la prioridad absoluta de la industria pesada se ha pasado a la terciarización, además de aprovechar las ventajas económicas derivadas de la  integración. La adhesión ha permitido aumentar de los intercambios comerciales, una reducir el desempleo, mejorar la productividad e incrementar de las inversiones directas de otros países comunitarios en Lituania. España es uno de estos países y el Grupo ISASTUR es una de las empresas que se ha sumado al desembarco español en las orillas del Báltico.

Las expectativas de Lituania son buenas porque, entre otras cosas, la entrada en la UE conlleva más facilidades de financiación, desarrollo empresarial de mayor calado y, por tanto, un crecimiento del PIB que ha sido del 7% anual desde el año 2004. El desarrollo se ha centrado en el sector de los servicios, las telecomunicaciones y la distribución. Y es evidente que cuando un país crece hace falta mejorar, entre otras cosas, la red de distribución de energía eléctrica. Iberdrola eligió a Isotron, empresa del Grupo ISASTUR, para realizar las obras de montaje eléctrico e instrumentación de los sistemas auxiliares de la central de generación eléctrica de ciclo combinado de Elektrenai, una población situada a pocos kilómetros del Vilnius, la capital del país. Las operaciones ejecutadas por Isotron equivalen  al 70% de la obra y afectan a puntos vitales de la misma. Isotron ejecutó el montaje del transformador principal, auxiliar y de arranque, barra de fase aislada, cabinas de media tensión y cuadros de baja tensión y control, así como el montaje de bandeja tendido y conexionado de cable, instalación  y calibración de la instrumentación y pruebas de puesta en servicio de la central.

Los trabajos se iniciaron en enero de 2011 y se prolongaron 15 meses. El importe del contrato fue de tres millones de euros, con una suma de 120.000 horas trabajadas. La media de trabajadores empleados fue de 50, con un máximo de 105. Isotron desplazó al país lituano a un  jefe de proyecto, un jefe de obra, un técnico de control de costes, un técnico de calidad, tres supervisores eléctricos y de instrumentación, además de tres técnicos de puesta en marcha en diferentes momentos de la  obra.

Datos  – Lituania
Capital Vilnius
Población 3,3 millones de habitantes
Superficie 65.300 kilómetros cuadrados
Moneda 1 Litas (LTL) = 100 centas
PIB [?] 47.173 bn. USD   (74. posicion)
PIB por habitante [?] 14,048 USD   (49. position)
Tasa de inflación 11.1 %

ARGELIA. Un ciclo combinado en Koudiet

Hace sólo unos días os enseñábamos en el blog el stand con el que el Grupo ISASTUR estaba presente en la Feria Internacional de Muestras de Gijón. Este espacio estaba dedicado a la internacionalización del Grupo y cada panel del mismo explicaba algunos de los trabajos que se desarrollaban en diferentes países.


Uno de esos lugares en los que el Grupo tiene presencia es Argelia, uno de los países afectados por las revueltas populares denominadas “primavera árabe”. Este suceso tuvo consecuencias en determinadas medidas económicas con un gasto público que ha crecido de manera desproporcionada, convirtiéndolo en uno de los países prioritarios para la inversión internacional de las empresas españolas por su potencial de desarrollo económico según el Instituto Español de Comercio Exterior.

El Grupo ISASTUR en 2008 se estableció en Argelia con la filial de derecho argelino Isalgerie, tras haber realizado ya algún trabajo en ese país. Recientemente la confianza que Iberdrola deposita en el Grupo se ha traducido en un encargo cuyas dimensiones han hecho necesario el trabajo simultáneo de tres empresas del Grupo: Isalgerie, Babcock Montajes e Isotrón que se han encargado del montaje mecánico y eléctrico del balance de planta de la Central de Ciclo Combinado de Koudiet.  

Esta obra alcanza un importe global de 17,5 millones de euros, lo que implica: 675.000 horas de trabajo, una media de 160 operarios contratados durante las diferentes fases de la obra y medias de 24 personas desplazadas desde el exterior. Todos ellos conviven en la base de vida ubicada en el recinto de las obras desde que el trabajo comezó en febrero de 2010. Está previsto que las obras terminen este mismo año.

Tras este breve recorrido por Argelia, os seguiremos enseñando en los próximos post algunas de las obras que el Grupo ISASTUR realiza en otros países y las claves del trabajo que nos llevaron hasta allí. ¡Boun voyage!