MMI entrevista a José Antonio Álvarez Ruiz

José Antonio foto MMI

 

Reproducimos a continuación la entrevista realizada por la revista MMI al director comercial corporativo del Grupo ISASTUR, José Antonio Álvarez Ruiz.

JOSÉ ANTONIO ÁLVAREZ RUIZ

Consejero
Director Comercial Corporativo del Grupo Isastur
“Hemos pasado de ser una empresa de orientación nacional a ser un grupo empresarial
con orientación global”

El Grupo ISASTUR está formado por empresas de diferente índole pero bajo una misma estrategia. ¿En qué sectores y actividades están presentes?
El Grupo ISASTUR mantiene una fuerte presencia en los sectores energético, de renovables, siderúrgico, petroquímico, gas, agua, medio ambiente, minería, cementero, naval y automoción. En estos sectores, desarrollamos actividades como ingeniería, gestión de proyectos, obra civil, automatización, montajes electromecánicos, mantenimiento, pruebas y puesta en servicio. Teniendo en cuenta que las actividades
que desarrollamos cubren prácticamente todas las especialidades para la construcción de las infraestructuras que precisan nuestros clientes, hemos implementado una Unidad de Negocio para ejecutar proyectos en la modalidad EPC. Bajo esta modalidad, “llave en mano”, construimos subestaciones eléctricas, líneas de alta tensión, parques fotovoltaicos, parques eólicos, plantas de generación eléctrica (de gas, diesel y biomasa), instalaciones de manutención y almacenaje automatizado, etc.
El Grupo ISASTUR es un holding de infraestructuras que crece constantemente. ¿Cuáles son las últimas incorporaciones al mismo?
La última incorporación fue Asas Systems que, con más de veinte años de trayectoria, realiza proyectos de transporte automatizado y almacenamiento para la industria, principalmente en el sector de la automoción. Tiene su sede central en Cataluña y oficinas en Valencia, Francia, Alemania y Brasil. Recientemente, hemos inaugurado su nueva sede en San Boi de Llobregat, con unas modernas instalaciones. A nivel europeo, Asas Systems está entre las cinco empresas más grandes de su sector y, a nivel mundial, entre las diez primeras. Esta incorporación facilitó al Grupo ISASTUR la entrada en el sector de automoción, aprovechando las sinergias con las Unidades de Negocio de Ingeniería, Automatización y Montaje del Grupo.
Actualmente, la competencia es muy dura. Por ello, ¿qué valores añadidos aportan al mercado?
El Grupo ISASTUR, hoy en día, es un referente en ingeniería eléctrica, que indudablemente aporta un gran valor añadido a nuestros proyectos. Por otra parte, creo que tenemos una gran capacidad de adaptación al cambio. Hemos pasado de ser una empresa de orientación nacional a ser un grupo empresarial con orientación global.
Podemos trabajar tanto en mercados emergentes -en países con escasa tecnología y medios- como en mercados maduros, muy desarrollados y competitivos -como Alemania, Francia y el Reino Unido-. Además, al ser integradores de equipos y sistemas, actividad para la que se requiere un gran aporte de ingeniería, estamos en condiciones de competir con grupos de mayor tamaño –incluso con fabricantes- en determinados proyectos.

Hace años que el Grupo ISASTUR ha traspasado nuestras fronteras. Hoy en día, está presente en Europa, América, Asia y África. ¿Cuáles son los principales proyectos que están acometiendo en el exterior?
Actualmente, tenemos presencia permanente en 12 países, a través de sucursales o filiales. A día de hoy, tenemos pedidos en marcha en 28 países y en estudio en 47, en cuatro continentes. En cuanto a los proyectos principales, estamos ejecutando subestaciones en Escocia, Chile, Marruecos y Argelia. Además, acabamos de poner en marcha una planta fotovoltaica y un parque eólico en Rumanía. En el sector de automoción, estamos desarrollando Proyectos importantes en Alemania, Bélgica, Hungría, Brasil, EEUU e India.
Para estar a la vanguardia, deben invertir en nuevas tecnologías. ¿Qué productos o servicios pioneros está desarrollando el Grupo?
Cuando empezó el desarrollo de las energías renovables en España, el Grupo ISASTUR fue pionero en este sector. Esto nos permitió estar en cabeza del fuerte desarrollo eólico y fotovoltaico que se está produciendo en el mundo. En el sector de automoción, desarrollamos sistemas avanzados de manutención y almacenaje para clientes como Audi, Seat, Ford, Renault, Volvo, Michelin… En cuanto a los Sistemas de Gestión de Información, disponemos de un departamento de Desarrollo y Soporte propio que nos permite incorporar elementos de Planificación y Control de última generación.
Desde el Departamento de IDI, desarrollamos equipos y sistemas muy novedosos, como el “Badén Inteligente” para pacificación del tráfico en ciudades e industrias, la “Subestación Virtual” para entrenamiento de operadores de subestaciones eléctricas, la nueva generación de “SCADA Minivista” para telecontrol de subestaciones y centros de transformación; sistemas de producción de biodiésel y de valorización de subproductos, etc. En cuanto a los Sistemas de Gestión, disponemos de Certificaciones ISO 9001, ISO 14001, OSHAS 18001, EMAS y, el año pasado, el Club de Excelencia en Gestión nos
otorgó el Sello de Excelencia Europea EFQM 400+ en su categoría de plata.
Por otra parte, de todos es sabido que no debemos arrugarnos ante las adversidades. Con esta situación económica que tenemos, ¿qué retos se plantea el Grupo?
Cuando hace tres o cuatro años hablábamos de la crisis que se nos venía encima, creo que nadie pensaba que iba a ser tan profunda y duradera. En el primer trimestre del año pasado, después de un fuerte proceso de reflexión estratégica, revisamos toda nuestra organización, reforzando aún más la apuesta internacional. Fruto de las acciones que llevamos a cabo, a día de hoy, un 89% de nuestra cartera de ofertas está fuera de España. Creo que tenemos que trabajar pensando que la crisis ha acabado, “lo que hay, es lo que hay”. Utilizando un símil marinero, debemos acostumbrarnos a navegar en estas aguas turbulentas y, si amaina la tormenta, mejor.
Para terminar, ¿podría decirnos qué les reporta ser miembros de ADEMI?
Además de las actividades más visibles -como pueden ser representatividad sectorial, relaciones con la administración, formación, etc.-, ADEMI nos aporta a los socios una “mesa” en la que estamos sentadas las empresas más importantes del sector. En esta línea, deberíamos potenciar las alianzas como herramienta para acceder a nuevos mercados, diversificar riesgos, apoyo tecnológico, etc. Todo ello, con el fin de potenciar las sinergias que, sin duda, existen y podríamos aprovechar.

Anuncios

FADE analiza la comunicación del Grupo ISASTUR (III)

“Comunicar en Prevención” en la mirada del Grupo ISASTUR

Carlos Varela

Carlos Varela

Los interlocutores de ISASTUR en el estudio y diagnóstico “Comunicar en Prevención” fueron el jefe del Servicio de Prevención Mancomunado del Grupo, Carlos Alberto Varela García, y el responsable de Recursos Humanos, Pedro Fernández González.

Varela es ingeniero técnico de Minas, técnico superior en Seguridad, Higiene y Ergonomía y Psicosociología, coordinador de Seguridad, auditor de sistemas de gestión de prevención, amante del deporte (en particular del Baloncesto) y con un temperamento hiperactivo, resolutivo y casi eléctrico.

Predro Fernández RRHH

Fernández, psicólogo con especialidad en Psicología del Trabajo, técnico superior en Seguridad y un Máster en Dirección de Recursos Humanos y organización por la ESIC, Business & Marketing School, es un reflexivo conversador con elevada capacidad de escucha, aficionado al jazz y al senderismo y poseedor de una ecuanimidad a prueba de balas.

Este dúo de profesionales, un buen ejemplo de la diversidad humana del “planeta” ISASTUR, escribió a cuatro manos sus reflexiones sobre el proyecto “Comunicar en Prevención”: “Nuestra participación en el proyecto, así como el intercambio de experiencias con otras empresas ha hecho que el resultado haya sido muy positivo. Particularmente, en nuestro caso, se siguieron adecuadamente las fases necesarias para llevar a cabo un diagnóstico adecuado (análisis de documentación, entrevistas individuales y grupales, encuestas, test, etc.), con lo que se consiguió un efectivo análisis de las variables tratadas, siendo el resultado final un informe / diagnóstico que en nuestro caso podemos calificar de “traje hecho a medida”.

También tenemos que destacar el muy recomendable material adicional entregado con el citado informe, así como la gran implicación de la consultora durante todas las fases del proyecto. Para el Grupo Isastur siempre han sido muy importantes y de uso habitual la utilización de las nuevas tecnologías para la comunicación. Pero gracias a este proyecto nos hemos dado cuenta de que con los citados medios, aunque la comunicación sea constante, no por ello es más fluida. Por tal motivo, pretendemos dar mayor importancia a la comunicación directa. Nos proponemos humanizar cada vez más nuestros canales de comunicación y aplicaciones informáticas, hacerlas tipo “user friendly” y no olvidar el “face to face”, especialmente en las comunicaciones de carácter relevante y de crisis, en vez de abusar demasiado y de utilizar en su lugar los e-mails, SMS, la Intranet, etc.”

 

¿Nuevas excusas para viejos males?

Departamento de PRL, Grupo ISASTUR

Cuando comenzó la “moda” de la prevención, obviamente a raíz de la “moda” europeísta, y España transpuso la Directiva Marco europea y nació la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (1995) y el Reglamento de los Servicios de Prevención (1997) y empezaron a brotar como setas los Reales Decretos – lugares de trabajo, equipos de trabajo, manipulación manual de cargas, señalización, obras de construcción, etc. – y se reformó la Ley de Prevención (2003) y nació y se desarrolló la normativa sobre subcontratación en obra (2006-2007) y tantas otras normas de prevención, seguramente el legislador no se imaginaba que el tal Lehman Brothers, los grandes gurús de la economía, los grandes gestores políticos… preparaban el caldo de cultivo de lo que actualmente parece que está desembocando en un continuo deterioro de las condiciones laborales y psicosociales de los trabajadores.
Y no me refiero a países de los que denominamos menos desarrollados o a países emergentes, sino a nuestra casa, a nuestra Europa. Como ejemplo, pueden consultarse en Internet artículos de opinión sobre el reportaje emitido por la televisión estatal alemana ARD que mostraba en qué condiciones trabajaron y vivieron recientemente ciudadanos europeos, en su gran mayoría españoles y polacos, en la sede alemana de una conocida multinacional, condiciones que recuerdan a la Europa de otros tiempos menos democráticos.
Pero centrándonos en nuestro país y en la difícil situación actual, podemos observar:
– Apuros económicos de las empresas que se ven abocadas a aplicar recortes en partidas que, en algunos casos, ya consideraban como gastos y no como inversiones, entre ellas las partidas previstas para prevención de riesgos laborales. Estas inversiones se ven aplazadas para cuando “las cosas mejoren” y este aplazamiento continuo redunda en un empeoramiento continuo de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.
– Aumento continuo del paro (en casi 2 millones de hogares no trabaja ya ningún miembro de la familia) sumado a recientes reformas laborales que abaratan el despido y facilitan el empeoramiento de las condiciones laborales (horarios, turnicidad, salarios, movilidad geográfica, etc.), hace que las reivindicaciones de derechos por parte de las personas que aún “disfrutan” de un empleo disminuyan, y ello incluye los derechos en materia de seguridad y salud.
– Condiciones anímicas que padecen las personas que ven que sus compañeros son despedidos, lo que les genera tanto inseguridad como mayor carga de trabajo, e incrementa enormemente el riesgo de sufrir patologías de origen psicosocial y accidentes derivados de los estados emocionales. Sabemos que tradicionalmente la Psicosociología ha sido la hermanita pobre y olvidada dentro de las áreas de la Prevención de riesgos laborales, y en el contexto actual, en el que los riesgos psicosociales cobran mayor importancia, sin embargo, están aún más olvidados.
Todas estas consecuencias también las sufrimos en primera persona los profesionales de la prevención que, al margen de que nos encontremos en la misma coyuntura que el resto de la población trabajadora, podemos encontrar mayores dificultades para ejercer de un modo eficaz nuestro trabajo:
– La aparición o el incremento de inconvenientes por parte de la dirección de las empresas para invertir en las mejoras que, a raíz de la evaluación de riesgos, los prevencionistas consideramos necesarias.
– El empeoramiento general de las condiciones laborales dificulta nuestra ya de por si complicada labor de motivadores de prevención. Si en condiciones normales podía resultar complicado implicar a mandos y trabajadores en asumir que los comportamientos seguros son los únicos lógicos y posibles, actualmente se está viendo afectada su escala de preocupaciones (pirámide de Maslow) y ello se refleja obviamente en su actitud hacia los mensajes preventivos y en su modo de hacer.
– El envejecimiento de la población trabajadora, ocasionada tanto por la incorporación de los jóvenes cada vez más tarde al trabajo como por la demora en la edad de jubilación, incrementa el número de personas especialmente sensibles a determinados riesgos dentro de las empresas.
A todo ello debemos añadir la caótica regulación de los estudios de prevención de nivel superior (desde su nacimiento hasta nuestros días), que nos pone a los técnicos de prevención titulados en España a la cola de Europa, no en cuanto a la preparación o a la experiencia, pero si en cuanto al reconocimiento de la formación académica de prevencionista a nivel internacional.
De este modo los profesionales de la prevención españoles tenemos un “estupendo conjunto de incentivos” para poder desempeñar de un modo optimista y positivo nuestra labor de promoción y asesoramiento para la mejora de las condiciones de seguridad y salud laborales, independientemente de que desarrollemos esta labor dentro del servicio de prevención de una empresa o desde un servicio de prevención ajeno.
Pero no nos engañemos, cualquier excusa es buena para aflojar en prevención y en cualquier otro aspecto relacionado con la calidad de las cosas que hacemos y, en definitiva, con la profesionalidad con la que las hacemos. Para el que no estaba concienciado en prevención, la crisis económica ha supuesto una excusa más a sumar a las que ya aducía antes de esta situación para zigzaguear por la delgada frontera de la legalidad. Mientras, para el que ya tenía claro que el valor más importante de las organizaciones es el compromiso mutuo con las personas que forman parte de ellas, tratará de adaptarse a la situación económica actual y aprovecharse(1) de la crisis, pero no a costa de un empeoramiento de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.
Y menos que nadie, los profesionales de la prevención podemos utilizar ninguna excusa para rebajar nuestros esfuerzos en la misión de contagiar de prevención a todas las personas de la empresa, ni bajar el listón del nivel de exigencia, porque el nivel de los riesgos, como sabemos, sólo baja si los eliminamos o, si ello no resulta técnicamente u organizativamente posible, si aplicamos medidas preventivas eficaces para controlarlos.
A pesar de que el número absoluto de accidentes ha disminuido en nuestro país con la crisis (como ejemplo, en 2012 hubo un 20,1% menos accidentes que en 2011), lamentablemente la razón fundamental no parece que sea una mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo sino más bien la disminución de la actividad.
Si la crisis no disminuye los riesgos laborales, no puede disminuir nuestra valoración de los mismos ni el compromiso de la empresa y los trabajadores en la implantación de las medidas preventivas y de protección necesarias para controlarlos. Lo demás son excusas.

(1) En el sentido que comentaba Albert Einstein: “La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”.

Riesgos laborales: comunicar bien para prevenir mejor.

El director del departamento de Prevención de Riesgos Laborales del Grupo ISASTUR, Carlos Varela, presentó en unas jornadas organizadas por la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) un exhaustivo e interesante resumen sobre las estrategias de comunicación en prevención que el Grupo empresarial lleva desarrollando varios años.

Carlos Varela hizo especial hincapié en la variedad de canales que han abierto a lo largo de estos años con la finalidad de poner al alcance de todos los trabajadores herramientas de prevención y, además, para transmitir una filosofía de empresa en la que la PRL es algo sustancial.

La presencia del Grupo ISASTUR en la jornada de FADE es el colofón al trabajo desarrollado a lo largo de 2012 por la organización patronal asturiana y varias  empresas con sede en Asturias en el ámbito de la comunicación en prevención de riesgos laborales. Con la puesta en marcha de este proyecto se pretendía, por un lado, ayudar a las empresas participantes a desarrollar y perfeccionar su comunicación interna y externa en materia de prevención de riesgos laborales y por otro, y desde un punto de vista más general, promover una reflexión empresarial y social sobre el valor de la comunicación en el desarrollo de una cultura preventiva y de un bienestar cada vez mayor en el medio ambiente laboral.

Las aportaciones del Grupo ISASTUR fueron seguidas con interés por técnicos de prevención, empresarios y gerentes. Además, el encuentro sirvió también para compartir información y debatir sobre cómo mejorar la comunicación y los mensajes preventivos, tanto el ámbito interno de la organización como de cara al exterior.

Informar y formar

La presentación de Carlos Varela se centró en los dos grandes soportes de la divulgación de la cultura preventiva en el Grupo ISASTUR: información y formación. En el primer apartado, el director del departamento de PRL  presentó los contenidos de la web corporativa del Grupo, los de la Intranet como repositorio de documentos e informes sobre prevención, el Sistema de Mejora Continua que permite aportar, comentar y compartir nuevas ideas, la wiki en la que se actualizan manuales de prevención y documentos de interés. Además, se visualizaron ejemplos de las presencia de las informaciones relacionadas con la prevención en los canales de noticias del Grupo: en on line, y en la revista cuatrimestral IN (ISASTUR Noticias). La combinación de todas estas informaciones ha generado un caldo de cultivo que ha permitido familiarizar con los temas de PRL a los destinatarios de la información: los trabajadores de las diferentes empresas del Grupo. Los contenidos que se han generado a lo largo de estos años están reforzados por un lenguaje visual sencillo, claro y directo que ha servido para ilustrar las diferentes campañas internas de mentalización con las que se trata de visualizar en cada momento que la prevención de riesgos salva vidas, evita daños personales y materiales y eleva la calidad final del trabajo. Además, el perfeccionamiento de los procesos de prevención ha convertido al Grupo ISASTUR en un referente nacional e internacional en PRL obteniendo, entre otros,  premios como el concedido por Du Pont.

En el apartado formativo, Carlos Varela hizo un repaso a las diferentes iniciativas que el Grupo ha implementado en estos años para los trabajadores que se incorporan a la plantilla de las empresas, así como  la formación continua que reciben los empleados. Entre las principales herramientas destacó los cursos de formación e información inicial para  las nuevas incorporaciones, los cursos y jornadas internas y externas, las explicaciones de Plan de Seguridad, las charlas pre-tarea en obra y la información periódica en obra, así como la elaboración del Informe Mensual de Prevención y Medio Ambiente (PYMA). El manual en fichas  Prevenow, y el proyecto Espreveranto son otras dos ideas desarrolladas desde el departamento de Prevención de Riesgos Laborales que se han mostrado como muy útiles para perfeccionar el acceso de los trabajadores a los materiales formativos.

También se mostraron las campañas comunicativas desarrolladas a lo largo de estos años, o las herramientas de formación como la SAT virtual desarrollada por BITTIA, orientada a formar y evaluarlos conocimientos y la capacidad de los trabajadores que deban realizar labores de mantenimiento u operaciones en subestaciones eléctricas, comprobando que saben realizar las mismas de manera segura. Esta herramienta ha obtenido varios reconocimientos por su aportación innovadora a la formación.

Carlos Varela avanzó que la voluntad del Grupo ISASTUR es  seguir profundizando en la dedicación de recursos y esfuerzos a mejorar sus sistemas de PRL, así como a divulgarlos en todos los foros en los que sea posible.

 

El Grupo ISASTUR innova en seguridad laboral con el sistema ALERTRA

Se trata de una alarma de localización de trabajadores en zona segura

 El departamento de I+D+i del Grupo ISASTUR ha desarrollado un nuevo procedimiento de trabajo que reduce al máximo la posibilidad de accidente grave de un trabajador en un entorno de peligro potencial. El sistema recibe el nombre de ALERTRA y, en esencia, su misión es la de complementar la señalización de seguridad alertando con enorme precisión, rapidez y cobertura de los movimientos de los operarios. ALERTRA permite controlar que los trabajadores no se salen de una zona segura previamente delimitada mediante este sistema. En las últimas semanas han sido varias las empresas asturianas que se han interesado por asistir a las demostraciones ofrecidas por el Grupo ISASTUR que refuerza así su posición de vanguardia en la investigación y desarrollo de novedades relacionadas con la mejora de los sistemas de prevención.

 El origen de ALERTRA tiene su punto de partida en la consideración de que la adecuada señalización de zonas no seguras es una de las principales medidas a considerar en la prevención de riesgos laborales. La práctica permite constatar también que, pese a todas las precauciones, durante la ejecución de una obra existen dificultades relacionadas con el entorno y el factor humanos  para señalizar adecuadamente las zonas no seguras. La práctica demuestra también que las tecnologías tradicionales de señalización activa (barreras automáticas, semáforos,..) tampoco resultan efectivas en todos los casos.

¿Qué alternativas hay? La necesidad de desarrollar medidas de seguridad realmente eficaces ha llevado a observar qué posibilidades pueden ofrecer las tecnologías de posicionamiento en tiempo real. La conclusión es que la madurez alcanzada en este campo abre oportunidades hasta ahora desconocidas. De este proceso de reflexión y observación surgió el sistema ALERTRA.

 ¿Qué aporta ALERTRA a la prevención de riesgos laborales?

La base del sistema es evitar que el trabajador entre en una zona no segura, creando una señalización invisible y activa que le alerte de su proximidad a la zona en cuestión.

Las principales características son las siguientes:

– Respuesta en tiempo real,

– Precisión por debajo de 50cm en espacios de trabajo de 2.500m2, generalmente abiertos,

– Ergonomía y autonomía,

– Portátil, y fácilmente re-configurable de una obra a otra,

– Robustez en ambientes agresivos.

 ¿En qué se traduce cada una de las características del sistema?

 Localización en tiempo real. ALERTRA es capaz de detectar cambios en la posición de los trabajadores y de aplicar el algoritmo de control para detectar si esas posiciones son constitutivas de alarma en un tiempo menor a un segundo

Precisión y cobertura. La precisión en la localización del trabajador es inferior a 50 centímetros. En cuanto a la cobertura, el sistema con la utilización de cuatro sensores puede cubrir hasta 2500 metros cuadrados. Es posible extender el área de cobertura incrementando el número de sensores instalados.

Supervisión local y remota. ALERTRA supervisa los movimientos de todos los trabajadores, activa la alarma de aproximación a zona no segura, mantiene un histórico de dichos movimientos y de los eventos generados. A través de su aplicación web, es posible supervisar remotamente el estado de todas las obras y las alarmas producidas.

BRASIL. Más trabajo que samba para ISASTUR

Brasil es en la actualidad una de las economías más prometedoras y pujantes del cono sur americano. Los datos de las entidades oficiales que siguen la evolución de este país muestran que, a pesar de algunos recientes altibajos, el futuro del país carioca es prometedor. El hallazgo de yacimientos petrolíferos en la zona y los sucesivos eventos deportivos que desembocarán en los Juegos Olímpicos de 2016, son algunas de las claves que explican el interés de las empresas españolas por invertir en el país de la samba. Sin duda que el clima, la mayor estabilidad política y financiera conseguida a partir del primer gobierno de Ignacio “Lula” da Silva han dado proyección a los grandes recursos de este enorme país, la primera economía de América del Sur. Para 2013 el Centro de Estudios Latinoamericanos (CESLA) pronostica un crecimiento en torno al 4% del PIB, una cifra similar al aumento de la producción industrial.

En este contexto, el Grupo ISASTUR ha abierto una oficina permanente en este país: Isotron Brasil. No se trata de una decisión repentina, sino de una consecuencia derivada del conocimiento del país y de haber participado ya en proyectos industriales anteriores. Hace tres años de Isotron, una de las empresas del Grupo, realizó trabajos de ingeniería, suministro y supervisión de montaje de los sistemas eléctricos de las terminales de transferencia de GNL situadas en Pecém y Bahía de Guanabara. También se aportaron los sistemas eléctricos y de automatización para una fábrica papelera de la empresa Klabin. Por su parte ASAS Systems está instalando actualmente varios almacenes tipo FSET para Michelin en Resende (cerca de Río de Janeiro) y ha trabajado recientemente en otra planta de Michelin en Campo Grande.

Isotron Brasil tendrá oficinas centrales en Rio de Janeiro y estará dirigida por Fernando González Santos. La nueva filial de Isotron  será quien sondee oportunidades en los sectores de generación y distribución eléctrica, energías renovables, naval, petroquímico y automoción, entre otros.

Seguro que el irónico refrán brasileño que recomienda “menos samba y más trabajar” se va a cumplir al pie de la letra para las personas que representan allí los intereses del Grupo ISASTUR.

 

Datos básicos Nombre oficial: República Federal Brasileña.

Área: 8.514.876,6 Km2 .

Población: 194,9 millones (2011)

Gobierno: Democracia Presidencialista.

Presidenta: Dilma Vana Rousseff – Partido dos Traballadores.

Moneda: Real.

PIB: 2.475 millones de dólares USA (2011).

PIB/habitante: 12.696 dólares USA (2011).

Esperanza de vida: 73,5 años(2011).

Alfabetización Adultos: 90,0% (1999-2007)

ARGELIA. Un ciclo combinado en Koudiet

Hace sólo unos días os enseñábamos en el blog el stand con el que el Grupo ISASTUR estaba presente en la Feria Internacional de Muestras de Gijón. Este espacio estaba dedicado a la internacionalización del Grupo y cada panel del mismo explicaba algunos de los trabajos que se desarrollaban en diferentes países.


Uno de esos lugares en los que el Grupo tiene presencia es Argelia, uno de los países afectados por las revueltas populares denominadas “primavera árabe”. Este suceso tuvo consecuencias en determinadas medidas económicas con un gasto público que ha crecido de manera desproporcionada, convirtiéndolo en uno de los países prioritarios para la inversión internacional de las empresas españolas por su potencial de desarrollo económico según el Instituto Español de Comercio Exterior.

El Grupo ISASTUR en 2008 se estableció en Argelia con la filial de derecho argelino Isalgerie, tras haber realizado ya algún trabajo en ese país. Recientemente la confianza que Iberdrola deposita en el Grupo se ha traducido en un encargo cuyas dimensiones han hecho necesario el trabajo simultáneo de tres empresas del Grupo: Isalgerie, Babcock Montajes e Isotrón que se han encargado del montaje mecánico y eléctrico del balance de planta de la Central de Ciclo Combinado de Koudiet.  

Esta obra alcanza un importe global de 17,5 millones de euros, lo que implica: 675.000 horas de trabajo, una media de 160 operarios contratados durante las diferentes fases de la obra y medias de 24 personas desplazadas desde el exterior. Todos ellos conviven en la base de vida ubicada en el recinto de las obras desde que el trabajo comezó en febrero de 2010. Está previsto que las obras terminen este mismo año.

Tras este breve recorrido por Argelia, os seguiremos enseñando en los próximos post algunas de las obras que el Grupo ISASTUR realiza en otros países y las claves del trabajo que nos llevaron hasta allí. ¡Boun voyage!