¿Estas preparado para cumplir y para que se cumplan las normas de seguridad y salud?

BEATLES

 

A través de Martín Silva y http://www.prevencionintegral.com

Pienso que para mostrar a otras personas, caminos que pueden recorrer para realizar cambios positivos en su vida, es muy necesario experimentarlos previamente, y de esta forma ser una gran inspiración. Se inspira con el ejemplo, más que con cualquier otra cosa. Dar ejemplo, hace a la persona congruente, y esto a su vez, inspira e influye más.

Por eso el líder ha de estar en el camino de liderarse a sí mismo para liderar a otros. Eso supone observación hacia adentro y hacia fuera, ante las situaciones y circunstancias que se atraviesan, para aprender a conocerse, y cambiar aquello que no sea útil.

¿Cómo se puede influir para que se cumplan las normas relativas a la seguridad y salud, no mostrando coherencia con ello? Es difícil, ya que se pierde la fuerza y rotundidad que da la coherencia, y las personas lo captan rápidamente.

Esto no significa que algunas veces seamos incongruentes, ya que está en nuestra propia naturaleza de seres humanos. Si esto ocurre, reconocer las incongruencias honestamente, nos hace más creíbles y confiables, a los ojos y los sentimientos de los demás.

Tratando de responder a la pregunta que he planteado, os propongo un ejercicio muy sencillo que yo he practicado muchas veces, respecto a lo que supone cumplir las normas de seguridad, que te dará una medida de si estás preparado para inspirar a otros. Para ello es necesario precisamente observar nuestras incongruencias de manera honesta.

El ejercicio es muy sencillo, y hasta puede parecer infantil, sin embargo en lo sencillo muchas veces puede haber grandes aprendizajes. Si lo haces con conciencia puede enseñarte mucho acerca de ti mismo, respecto a las normas de seguridad. Se puede convertir en una ocasión de oro.

Se trata de esperar de forma consciente a que un semáforo se ponga en verde, para cruzar la calle como peatón. Alguien dirá, que estoy proponiendo una tontería, sin embargo si sabes aprovecharlo te aseguro que puede enseñarte muchísimo. Puede parecer que esto es diferente, que casi podríamos sacarlo del concepto de norma, sin embargo es más profundo de lo que pueda parecer a simple vista. Por ejemplo, en Alemania los peatones pasan siempre en verde aunque no se vea que vengan coches. ¿Dice algo de ellos, respecto a las normas de seguridad?

Te propongo entonces que investigues en ti mismo y que te plantes conscientemente al lado del semáforo, y si no está en verde, esperes a que se ponga para pasar. Aunque no vengan vehículos y aunque estés solo. Incluso aunque tengas prisa, o estés frustrado, o te parezca imposible que te vaya a pasar algo si cruzas. Experimenta ese momento, date la oportunidad de sentir lo que es cumplir una norma de seguridad cuando en ese momento pienses que no sea necesario, y observa los pensamientos que te vienen a la mente y los sentimientos y emociones que percibes. Date ese pequeño espacio, aceptando lo que surja.

¡Qué tontería!¡Si no viene nadie!¡Si todo el mundo pasa!¡Además tengo prisa!¡Parezco estúpido!¡Yo sé lo que hago!¡Las normas deberían ser flexibles!¡Hay niños pequeños, tendré que esperar!¡Qué pérdida de tiempo!, etc. Cada uno tendrá su propia experiencia, y podrá observar que piensa y siente ante una situación así.

Lo que es interesante es que las conclusiones que obtengas respecto a aquellos pensamientos y sentimientos que te limitan a esperar a que el semáforo se ponga en verde, es muy posible que puedas extrapolarlos al resto de situaciones en las que no eres congruente con el cumplimiento de las normas de seguridad y salud, porque como dice una persona a la que admiro: “Como haces una cosa, lo haces todo”.

¿Te atreves a conocer como experimentas el cumplimiento de las normas de seguridad y salud? El resultado de convertir algo cotidiano en un sencillo ejercicio de auto observación, puede ayudarte a exponerte menos a los riesgos, y manifestar una congruencia mayor con el cumplimiento de las normas de seguridad y salud.

 

Anuncios

Una silla de ruedas y la historia de Clementina

Los trabajadores de ISOTRON montan la silla de ruedas. Al fondo, Clementina en la incómoda posturaen la que la obliga a caminar su lesión.

Los trabajadores de ISOTRON montan la silla de ruedas. Al fondo, Clementina en la incómoda postura en la que la obliga a caminar su lesión.

Las empresas tienen la obligación de hacer obras buenas, pero esa prioridad  profesional y técnica no anula la posibilidad de que también hagan buenas obras en un sentido estrictamente humano. Y esta es una de esas historias en las que la generosidad personal de un trabajador de ISOTRON que prefiere mantenerse en el anonimato, ha conseguido hacer una excelente obra que ha cambiado la calidad de vida de una mujer angoleña, Clementina Paula, condenada desde que nació a caminar apoyada en la punta de sus pies y de sus manos. ¿Qué cambio se produjo? Pues algo tan sencillo como una silla de ruedas que llegó desde España y que ha conseguido devolver la sonrisa, la calidad de vida y la dignidad a esta mujer.

Pero la historia debe ser contada por orden, como se cuentan todas las buenas historias, y quien lo hace es la voz de María Teresa Díaz Losada, trabajadora de ISOTRON y testigo directo de cómo se gestó paso a  paso esta buena noticia.

“ISOTRON lleva en Angola desde marzo de 2012 construyendo una planta potabilizadora de agua. Al principio, todo es extraño, diferente a todo lo visto (Y hemos visto mucho mundo…mucho…), las anécdotas se cuentan a miles. Sobre todo llaman la atención los niños y sus ropajes. Va a la escuela el que puede, claro, llevando su silla encima de la cabeza. Pese a todo, son felices. Nos llama la atención que coman gusanos fritos. ¿Por qué? Nosotros comemos caracoles…”

Poco a poco la convivencia coloca todo en su sitio. Lo que antes parecía raro y pintoresco se va haciendo cotidiano hasta que, relata Maite, “un día alguien se da cuenta de que hay una chica que se desplaza de forma extraña, con los pies y las manos, no puede caminar, ni siquiera de de rodillas… Esto era nuevo;  nos dimos cuenta de que nos habíamos acostumbrado a ver pasar gente, con historias más o menos parecidas, pero esta era diferente. Tras muchos meses allí, esta chica nos hizo dar la vuelta y mirar, detenernos a mirar y pensar.”

Prosigue Maite Díaz Losada. “Ahí es cuando alguien que prefiere quedarse en el anonimato me llama y me cuenta la historia de esa chica y dice que quiere hacer algo por ella. Vive en un pueblo que se llama Xangongo, tiene unos 25 años y un hijo pequeño, además de muchas dificultades para desplazarse a causa de la grave deficiencia física que padece desde que nació  y que la obliga a caminar con las manos y la punta de los pies”.

Clementina Paula no ha pedido ayuda a nadie, aunque es evidente que la necesita. Hay que dar con ella, de forma que cuatro compañeros de ISOTRON hablan con la policía de la zona para que les ayude a localizarla. Las pesquisas dan resultado y, prosigue Maite, “ahora, comenzaba a tomar forma este pequeño proyecto. Aquella mujer que caminaba raro, era Clementina. A nuestros compañeros les pareció una chica muy maja, comenzaron a hablar y hablar  y, al final, acabaron en su casa y conociendo a su familia. Hablaron largo y tendido y les contó que ella necesitaba ir al mercado a vender unos dulces que ella misma hacía. El trayecto que para cualquiera de nosotros significaría caminar durante diez minutos, para ella suponía una hora de ida y otra de vuelta. Conseguir la silla de ruedas era urgente”

 Navidad en España

Todas estas cosas pasaban en Angola cuando la plantilla de ISOTRON estaba a punto de disfrutar de sus vacaciones de Navidad en España. Cuenta Maite que “nuestro compañero, este chico anónimo, con un corazón muy grande, más que su tozudez…(son muchos años los que hace que le conozco), decide llevarle en su próxima incorporación a obra una silla de ruedas. Llega a España, con ganas de ver a su familia, los compromisos navideños le abordan por todos lados, su mujer y sus hijas le esperan ansiosas. Y el sentimiento es mutuo, la familia reunida otra Navidad, Navidad este año especial, por otros motivos personales…Pero a la vez, le pasa algo que nunca le había pasado, tenía ganas de volver a Angola,  con su promesa cumplida.”

“Ya en España, el compañero pide presupuesto a una ortopedia, habla con el aeropuerto a ver si necesita algún permiso para este equipaje tan especial, y todo parece fluir como la seda: le pasan un presupuesto de la silla, la compra, va al aeropuerto y no hay ningún problema para el traslado. Fijaros como es nuestro compañero que, en caso de problemas para embarcar la silla, estaba dispuesto a sentarse en ella y hacerla pasar por suya. Además de buena persona, es muy simpático. En este viaje de vuelta no hubo ni turbulencias ¿o es que con la satisfacción e ilusión de ‘rey mago’ ni se dio cuenta de ellas?

 El reencuentro

Y por fin llega el desenlace. Lo cuenta Maite Díaz. “La llegada es ansiada por todos, por el que recibe y por el que da. Se va con otros compañeros a casa de Clementina, ella está ansiosa, se nos ha puesto toda guapetona. Clementina busca con la mirada esa caja grande que viene en el coche ¡Qué grande! Las piezas comienzan a salir y, poco a poco, tornillo aquí, ajuste allá, previa “charla pre-tarea de seguridad” para que nadie se haga daño… la silla toma forma…, no sobra ni falta ni una sola pieza, solo faltaba Clementina, que ella la  probase, y sí, el conjunto era precioso. Todo el mundo se acercaba a ver a Clementina, fue un día de alegría, de sensación de… un trabajo bien hecho”.

 

Gracias a ti, querido amigo ‘anónimo’, y a todos los que pusisteis tanta ilusión en este proyecto.

Una foto de familia tras el "final feliz".

Una foto de familia tras el “final feliz”.

 

CON ENERGÍA EN VENEZUELA

La relación del Grupo ISASTUR con Venezuela viene de lejos y se mantiene con una presencia permanente a través de la oficina comercial de Isotron Venezuela en el país que es la quinta economía más grande de América Latina detrás de Brasil, México, Argentina y Colombia. Venezuela tiene una economía mixta orientada a las exportaciones. La principal actividad económica de Venezuela es la explotación y refinación de petróleo para la exportación y consumo interno. En 2011, Venezuela experimentó un crecimiento de 4% de su PIB. Todos los sectores de la economía evidenciaron un alza. El PIB no petrolero subió 4,3% y el petrolero 0,6%. Las inversiones en el país crecieron el  1% en 2011 rompiendo con dos años seguidos de caídas. El Grupo ISASTUR abrió oficina propia en Venezuela en 1994. En casi dos décadas de trabajo, los proyectos desarrollados por el Grupo en distintos puntos del país (Bolívar, Mérida, Portuguesa, Carabobo) se centraron en los siguientes sectores y con proyectos “llave en mano”:

  • Electricidad e Instrumentación Industrial
  • Subestaciones
  • Electricidad e instrumentación infraestructuras civiles
  • Sistemas electrónicos de seguridad.
La presencia del Grupo ISASTUR en Venezuela se consolidó a finales de 2009 con la firma de un contrato por un importe superior a los 35 millones de euros para la construcción de tres subestaciones eléctricas en Venezuela. El acuerdo conlleva la ejecución de las labores de ingeniería, suministro y construcción (modalidad llave en mano) de tres subestaciones eléctricas para la red de Cadafe, la empresa estatal de electricidad.  En 2011 se firmó el contrato para construir nuevas subestaciones eléctricas en Venezuela. El importe del proyecto ronda los 16 millones de euros y supone un respaldo para el Grupo, así como su afianzamiento en el mercado latinoamericano.

DATOS DE LA ECONOMÍA VENEZOLANA

Indicador PIB Nominal Ingreso per cápita Nominal PIB a PPA PIB a PPA per capita Variación porcentual anual del PIB Inflación Acumulada Anual Salario Mínimo Desempleo
Año Millones USD Millones de USD Millones de USD Dólares internacionales actuales Millones de USD % en USD %
2009 353.469 12,354.302 357.521 12,495.920 -3,2 25,1 446 6,6
2010 379.160 12,992.390 361.509 12,387.556 -1,5 27,2 462 6,5
2011 386.865 12,996.501 368.012 12,363.141 4,2 27,6 360 6,5

BRASIL. Más trabajo que samba para ISASTUR

Brasil es en la actualidad una de las economías más prometedoras y pujantes del cono sur americano. Los datos de las entidades oficiales que siguen la evolución de este país muestran que, a pesar de algunos recientes altibajos, el futuro del país carioca es prometedor. El hallazgo de yacimientos petrolíferos en la zona y los sucesivos eventos deportivos que desembocarán en los Juegos Olímpicos de 2016, son algunas de las claves que explican el interés de las empresas españolas por invertir en el país de la samba. Sin duda que el clima, la mayor estabilidad política y financiera conseguida a partir del primer gobierno de Ignacio “Lula” da Silva han dado proyección a los grandes recursos de este enorme país, la primera economía de América del Sur. Para 2013 el Centro de Estudios Latinoamericanos (CESLA) pronostica un crecimiento en torno al 4% del PIB, una cifra similar al aumento de la producción industrial.

En este contexto, el Grupo ISASTUR ha abierto una oficina permanente en este país: Isotron Brasil. No se trata de una decisión repentina, sino de una consecuencia derivada del conocimiento del país y de haber participado ya en proyectos industriales anteriores. Hace tres años de Isotron, una de las empresas del Grupo, realizó trabajos de ingeniería, suministro y supervisión de montaje de los sistemas eléctricos de las terminales de transferencia de GNL situadas en Pecém y Bahía de Guanabara. También se aportaron los sistemas eléctricos y de automatización para una fábrica papelera de la empresa Klabin. Por su parte ASAS Systems está instalando actualmente varios almacenes tipo FSET para Michelin en Resende (cerca de Río de Janeiro) y ha trabajado recientemente en otra planta de Michelin en Campo Grande.

Isotron Brasil tendrá oficinas centrales en Rio de Janeiro y estará dirigida por Fernando González Santos. La nueva filial de Isotron  será quien sondee oportunidades en los sectores de generación y distribución eléctrica, energías renovables, naval, petroquímico y automoción, entre otros.

Seguro que el irónico refrán brasileño que recomienda “menos samba y más trabajar” se va a cumplir al pie de la letra para las personas que representan allí los intereses del Grupo ISASTUR.

 

Datos básicos Nombre oficial: República Federal Brasileña.

Área: 8.514.876,6 Km2 .

Población: 194,9 millones (2011)

Gobierno: Democracia Presidencialista.

Presidenta: Dilma Vana Rousseff – Partido dos Traballadores.

Moneda: Real.

PIB: 2.475 millones de dólares USA (2011).

PIB/habitante: 12.696 dólares USA (2011).

Esperanza de vida: 73,5 años(2011).

Alfabetización Adultos: 90,0% (1999-2007)

ARGELIA. Un ciclo combinado en Koudiet

Hace sólo unos días os enseñábamos en el blog el stand con el que el Grupo ISASTUR estaba presente en la Feria Internacional de Muestras de Gijón. Este espacio estaba dedicado a la internacionalización del Grupo y cada panel del mismo explicaba algunos de los trabajos que se desarrollaban en diferentes países.


Uno de esos lugares en los que el Grupo tiene presencia es Argelia, uno de los países afectados por las revueltas populares denominadas “primavera árabe”. Este suceso tuvo consecuencias en determinadas medidas económicas con un gasto público que ha crecido de manera desproporcionada, convirtiéndolo en uno de los países prioritarios para la inversión internacional de las empresas españolas por su potencial de desarrollo económico según el Instituto Español de Comercio Exterior.

El Grupo ISASTUR en 2008 se estableció en Argelia con la filial de derecho argelino Isalgerie, tras haber realizado ya algún trabajo en ese país. Recientemente la confianza que Iberdrola deposita en el Grupo se ha traducido en un encargo cuyas dimensiones han hecho necesario el trabajo simultáneo de tres empresas del Grupo: Isalgerie, Babcock Montajes e Isotrón que se han encargado del montaje mecánico y eléctrico del balance de planta de la Central de Ciclo Combinado de Koudiet.  

Esta obra alcanza un importe global de 17,5 millones de euros, lo que implica: 675.000 horas de trabajo, una media de 160 operarios contratados durante las diferentes fases de la obra y medias de 24 personas desplazadas desde el exterior. Todos ellos conviven en la base de vida ubicada en el recinto de las obras desde que el trabajo comezó en febrero de 2010. Está previsto que las obras terminen este mismo año.

Tras este breve recorrido por Argelia, os seguiremos enseñando en los próximos post algunas de las obras que el Grupo ISASTUR realiza en otros países y las claves del trabajo que nos llevaron hasta allí. ¡Boun voyage!