Brasil, un mercado a explorar

En la actual coyuntura económica internacional nadie ata los perros con longanizas, es evidente, pero aún hay países como Brasil en los que las expectativas de crecimiento son interesantes y donde, a pesar de que la crisis no perdona a nadie, las empresas españolas como el Grupo ISASTUR buscan nichos de negocio en sectores como el energético o el de la automoción. Iberdrola, junto a la brasileña Neoenergía, suscribe 300 millones de crédito en Brasil para la construcción de 10 parques eólicos que generarán energía para 450.000 brasileños. Esta noticia es un ejemplo de las oportunidades que ofrece este país, la sexta economía mundial consolidada aunque la crisis global le siga pasando factura y los organismos internacionales hayan comenzado a revisar sus expectativas de crecimiento para los próximos dos años. Según el último informe semestral del Centro de Estudios Lationamericanos (CESLA) “en la lucha contra los factores que limitan el crecimiento del país, se esperan nuevas bajadas en los tipos de interés que aunque ya se sitúan en mínimos, en el contexto internacional todavía resultan elevados. A pesar de todo, las reservas internacionales y el capital extranjero siguen siendo para Brasil una garantía de futuro”.

La política económica del gobierno brasileño se ha orientado ya a tomar medidas incentivadoras como la reducción de los tipos de interés y la de los costes de la energía para activar la producción industrial. Según el informe de una empresa de gestión del patrimonio en colaboración con el Banco de Canadá, Brasil fue el país del mundo en el que más creció en número de millonarios en 2011. Las previsiones económicas del CESLA indican que la producción industrial del país crecerá un 3,9% en 2013 y que el aumento del PIB será del 4%. Brasil sigue estando entre los países americanos con mejores perspectivas de crecimiento. Las agencias siguen manteniendo la confianza en la economía brasileña a pesar de las turbulencias internacionales que están afectando al país.

En este contexto y tras varias experiencias de éxito en los sectores energético y de automoción, el Grupo ISASTUR ha decidido poner en marcha su propia oficina comercial en Brasil con el fin de rastrear desde el interior del país las opciones de negocio que se pueden abrir en el futuro. Los acontecimientos deportivos  que el país va a vivir en los próximos años, especialmente las Olimpiadas de 2016, va a ser sin duda un elemento incentivador de la economía y una fuente de oportunidades para las empresas inversoras. El Grupo ISASTUR ha elegido Río de Janeiro como centro de operaciones dando continuidad y consolidando  una presencia en el país americano que el Grupo ya tuvo en años anteriores. Por su parte,  Isotron desarrolló hace tres años trabajos de ingeniería, suministro y supervisión de montaje de los sistemas eléctricos de las terminales de transferencia de GNL situadas en Pecém y Bahía de Guanabara, así como sistemas eléctricos y de automatización para una papelera propiedad de la multinacional Klabin. Por su parte ASAS Systems, empresa del Grupo ISASTUR dedicada a la industrial auxiliar del automóvil, está instalando actualmente varios almacenes tipo FSET para Michelin en Resende (cerca de Río de Janeiro) y ha trabajado recientemente en otra planta de Michelin en Campo Grande.

La oficina comercial del Grupo ISASTUR en Rio de Janeiro estará dirigida por Fernando González Santos.

Anuncios

ASAS: SOBRE RUEDAS CON LOS GRANDES (y 3)

Cerramos este ciclo de posts dedicados a ASAS Systems con una reflexión sobre las claves que el complejo sector de la automoción exige a una empresa para conseguir la confianza de grandes marcas como Audi, Volkswagen, Seat, Opel o Michelin.

PRECIOS. Para sobrevivir en el sector del automóvil hay que ganar la batalla del precio. Es un  mercado muy exigente, algo que obliga a optimizar continuamente los costes propios y ajenos y mejorar continuamente la productividad individual y de equipo. ASAS Systems  ha realizado en los dos últimos años un gran esfuerzo para mejorar esta faceta y así va a continuar.

PLAZOS. Es otro de los pilares fundamentales en este sector. Por lo general se trabaja con plazos muy exiguos que exigen una gran flexibilidad por parte de la empresa y sus trabajadores para adaptarse a los requerimientos de los clientes y asegurar las fechas de entrega. Cada hora de retraso en la cadena de producción de una fábrica de coches, genera enormes pérdidas en unidades no producidas.

EQUIPO. El factor humano es fundamental. ASAS Systems cuida este aspecto con un buen equipo técnico que da soluciones viables técnicamente y óptimas económicamente, sin descuidar una rigurosa gestión de proyecto, compras y obra, además de ajustar los costes sin comprometer calidades o plazos.

 Pero… ¿no está en crisis el sector del automóvil?

 Según se mire. El sector de la automoción está viviendo un momento paradójico. Es cierto que la crisis de ventas es profunda en Europa para los automóviles de clase media, sin embargo crecen las ventas de vehículos de alta gama a nivel mundial y, por otro lado, hay otros mercados como Brasil, China o India en los que la venta de vehículos de gama media está creciendo a gran ritmo. Por tanto, a nivel global se puede hablar de crisis sólo en términos relativos.

Dentro de este entorno, ASAS ha sabido potenciar su presencia en clientes productores de vehículos de “alta gama” que continúan invirtiendo actualmente en Europa (Hungría y Alemania principalmente) y también tienen planes de inversión en otras zonas geográficas (Asia y Latinoamérica). Dentro de esta estrategia, ASAS trabaja actualmente en varios proyectos importantes para AUDI y mantiene dentro de su cartera de clientes a BMW, Mercedes- Benz, Porsche, etc. Por otro lado, ASAS también ha sabido acompañar a sus clientes habituales a otras zonas geográficas, como lo demuestra el hecho de que actualmente trabaja para Michelin en Brasil e India.

 Todo ello augura buenas perspectivas de contratación a corto plazo. Las previsiones a medio plazo pasan por continuar avanzado en las mencionadas estrategias de crecimiento en nuevos mercados (Latinoamérica y Asia) y con clientes de alta gama, todo ello sin olvidar los mercados y clientes habituales de ASAS. Para mantener la competitividad de la empresa se mantendrá la dinámica de mejora continua que se está afianzando en la empresa.

 

ASAS: SOBRE RUEDAS CON LOS GRANDES (2)

Hablábamos en nuestro anterior post sobre la perfecta integración de ASAS Systems en el engranaje del Grupo ISASTUR y de los buenos resultados que sus productos y ofertas están consiguiendo en el complejo y exigente mercado de la automoción. ASAS trabaja en la actualidad para empresas como Audi, BMW, Volkswagen, Seat o Michelín y tiene unas buenas perspectivas a corto y medio plazo. Parte de esta buena marcha tiene relación directa con los cambios de gestión que se produjeron en la empresa desde su entrada en nuestro Grupo. La adaptación de ASAS Systems comenzó con la entrada en la firma del Grupo ISASTUR. A partir de este punto, la dirección trabajó en dos  ejes principales. Por una parte, en la reorganización de los recursos productivos y, por otra, en la mejora de los sistemas de gestión y adaptación de los mismos a los estándares del Grupo ISASTUR.

En primer lugar se acometió una reducción de personal para adaptar la plantilla  a las necesidades reales de ASAS y del mercado. La decisión se tomó en un entorno de crisis en España y gran parte de Europa frente al crecimiento en Asia y Latinoamérica. Posteriormente se acometió la reorganización de los recursos existentes para potenciar las tareas de gestión de proyecto y flexibilizar los procesos de fabricación potenciando la subcontratación y reforzando el seguimiento de fabricaciones y suministros en general. Esta estrategia de trabajo es paralela a la de mantener y aumentar el control que ASAS ejerce sobre sus propios proyectos con el fin de asegurar los plazos y calidades requeridos por los clientes.

Hace dos años comenzó un arduo trabajo de revisión de los procesos de gestión implantados en ASAS con el fin de analizar sus fortalezas y debilidades, modificando a su vez los criterios para adaptarlos a los estándares comunes a todas las empresas del Grupo. El resultado de estas medidas  ha sido conseguir un mayor grado de confianza tanto de clientes como de suministradores y contratistas en ASAS. Ello  ha permitido optimizar costes y acceder a proyectos de mayor tamaño y complejidad.

Sinergias

Pero además de poner en orden su propia casa y de optimizar los procesos de trabajo internos, ASAS Systems se ha beneficiado de las sinergias que supone la integración en un grupo como el nuestro. La posibilidad de colaborar con ISASTUR o Babcock Montajes permitieron abordar  algunos proyectos de tamaño “medio” durante 2010 y 2011, en la actualidad se ha dado un paso adelante fomentando la colaboración para algunos de los proyectos más importantes que ASAS ejecuta actualmente.

En una tercera entrega analizaremos algunas de las claves que están propiciando la buena entrada de la empresa en el mercado del automóvil, muy exigente, centrado en una constante optimización de gastos y en el cumplimiento de los plazos de entrega. Pese a la crisis de ventas del sector en las gamas medias y bajas, las gamas altas de vehículos están viviendo un buen momento que ASAS está sabiendo aprovechar tras haber puesto a punto sus sistemas de trabajo.