Hacer prevención

PREVENCION BEBES

Carlos A. Varela García
Jefe del Servicio de Prevención Mancomunado Grupo ISASTUR

Últimamente se habla mucho de los procesos de internacionalización y por supuesto de la internacionalización de la prevención de riesgos laborales.
Siempre comentamos la dificultad que tiene trabajar en otro país, las diferencias en Legislación, en la cultura, costumbres, etc. Todo ello complica cualquier tipo de gestión, incluida la gestión de la prevención de riesgos laborales.
Hay que tener en cuenta, que en el caso de trabajadores desplazados fuera de su país, la empresa a la que pertenece el trabajador debe garantizar que este disfrute de las mismas condiciones de trabajo, seguridad y de protección que las del país del que proviene, e incluso, en el caso de que se desplace a un país con una Legislación más beneficiosa para el trabajador en los citados aspectos, debe aplicarse la del país de destino.
Teniendo en cuenta lo anterior para HACER prevención, ¿resulta imprescindible
conocer la Legislación del país de destino? Lógicamente es muy aconsejable conocer las leyes pero en realidad puede ser incluso más importante centrarse en el “HACER”, en el “DO”, es decir, en que nuestra gestión sea igual independientemente de la empresa y del lugar; dando por supuesto que la citada gestión es la adecuada, beneficiosa y segura para el trabajador.
En nuestro país, en mismas actividades ¿todas las empresas aplican las mismas prácticas preventivas? ¿Son todas igual de seguras? Tener, tendrían que serlo, ¿no? Ya que la Ley es la misma …Y por cierto, ¿alguno de nosotros conoce al dedillo toda la Legislación de nuestro país?
Pues cuando hablamos del extranjero tengamos también en cuenta que independientemente de la Legislación de prevención del país en cuestión en el que esté un trabajador, hay que garantizarle la aplicación de la legislación más beneficiosa para su seguridad y salud.
Por tal motivo, una de las posibles claves está en estandarizar nuestras buenas prácticas preventivas y adaptarlas si procede, a los nuevos riesgos a los que nos enfrentemos,especialmente los del entorno en el que estemos en cada momento.
La prevención de riesgos laborales en esencia es igual en todos los países, otra cosa es que los riesgo sean algunas veces muy diferentes, especialmente en relación al entorno, y para eso se deberíamos centrarnos en la elaboración de evaluaciones de riesgo verdaderamente específicas.
Y que nos puede ayudar a estandarizar nuestras buenas prácticas preventivas. Pues por ejemplo contar con certificaciones de reconocido prestigio en materia de gestión de prevención de riesgos laborales (OHSAS o similares), ya que estas suelen ser más exigente que la mayoría de las Legislaciones en materia de prevención de los países.